4 de julio de 2014 20:22

Las canchas sintéticas tienen regulaciones

Canchas sintéticas

Las canchas ubicadas en las avenidas Eloy Alfaro y Gaspar de Villarroel sirven, aproximadamente, a 800 personas entre semana. Foto: Archivo El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Quito  
quito@elcomercio.com (I)

Jugar fútbol en las noches y los fines de semana es una práctica cada vez más cotidiana en la ciudad y en el Distrito. Oficinistas, compañeros y vecinos acuden a las canchas que tienen césped sintético, para entretenerse y dejar el estrés de la semana.

Las hay de todo tipo, tamaño y servicio. En las avenidas Eloy Alfaro y Gaspar de Villarroel hay un complejo. Su ‘hora pico’ va de 18:00 a 22:00.

Manuel Baca, director de Gestión de la empresa Césped Ecuador, indica que los quiteños prefieren jugar en estas canchas por la seguridad que brindan.“Es un boom, a la gente le gusta distraerse entre amigos y alquilan las canchas que tienen todos los servicios”, dice. Hay dos precios para el alquiler del espacio. “En horario AAA, de 18:00 a 22:00, es de USD 63, el resto del día, 39”, especifica Baca. El costo se debe a la cantidad y calidad de los servicios que prestan. Al mes, acuden unas 30 000 personas.

Pero no solo la calidad de las canchas sirve para atraer a los usuarios. Byron Calahorrano, deportista, se fija en la seguridad. “Como es de noche, no hay forma de ir en bus. De ley venimos en carro de algún amigo”, dice este universitario.

En la avenida Eloy Alfaro y Las Palmeras se ubica otro negocio. Planeta Gol sirve a los ejecutivos que trabajan por el sector. El ajetreo empieza a las 18:00 , especialmente los miércoles y jueves, manifiesta su propietario Fernando Arroyo.


Menciona que ha incluido camerinos para damas por la cantidad de mujeres que usan estos espacios. Advierte que su negocio cumple con las patentes municipales, permiso de uso de suelo y permiso de bomberos para poder funcionar.

Además, ha creado un botiquín para usarlo en caso de heridas al jugar. El precio por la hora, aquí, es de USD 36.

En la web http://serviciosciudadanos.quito.gob.ec están los formularios para tramitar los respectivos permisos. Incluso se puede pagar los costos.

A diferencia de estos complejos, en el sur hay negocios más pequeños. Uno de ellos se ubica en La Gatazo.

La Calderita del Sur se debe al estadio del Aucas, conocido como ‘La Caldera’, bromea Francisco Arciniegas, administrador. El costo por hora es de USD 25 y en ella pueden jugar hasta siete personas por equipo. “No podemos subir más porque tenemos competencia del Municipio”, señala.

En el sur, el Cabildo montó canchas sintéticas en la Villa Flora y la Cardenal de la Torre. Pese a esto, el negocio va en aumento, dice Gisella Espinoza, otra de las administradoras de La Calderita. “Todos los días está llena, solo tienen que llamar para reservar”.

Pese a tener 10 parqueaderos, hay días en que la cantidad de gente desborda su capacidad y se ven carros aparcados en las aceras.

Los administradores sostienen que estos negocios benefician al barrio. “Aquí hay muchos prostíbulos y, ahora, hay varios gimnasios y estas canchas que hacen la contra”, destaca Espinoza.

La tendencia de jugar en césped sintético va en aumento. En el sector de El Triángulo, en el valle Los Chillos, existen canchas sintéticas con alta demanda. La salida a El Tingo es otro sitio al que los oficinistas y estudiantes acuden para jugar y en Cumbayá ya se instalaron varios negocios.

No olvide

El costo del alquiler de la cancha varía desde los USD 25 hasta los USD 65 por hora.

Acuda en su carro ya que en la noche se complica el uso del transporte público.

Reserve las instalaciones por teléfono. Los negocios incorporaron servicio de ‘call center’.

Uso de pupos está prohibido en todas las canchas. Se recomiendan pupillos o zapatillas.

El botiquín de emergencias es obligatorio. Constate que los negocios lo tengan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)