24 de January de 2010 00:00

Canal venezolano RCTV sale del aire luego de omitir cadena presidencial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Caracas, AFP

La señal de la televisión privada venezolana RCTV, muy crítica con el gobierno, fue suspendida ayer a medianoche por todas las operadoras de cable del país en cumplimiento de una reciente ley, en una decisión calificada por la oposición de “zarpazo a la libertad”.

El viernes y el sábado, RCTV no había difundido las “cadenas” del presidente Hugo Chávez, es decir sus mensajes a la nación que todos los medios deben difundir obligatoriamente y que se producen con más frecuencia en Venezuela que en otros países.

La concesión de RCTV, una de las televisoras más populares de Venezuela que transmitía en señal abierta, ya había sido revocada por el gobierno venezolano en 2007 en medio de grandes protestas y desde entonces el canal transmitía por cable y con una sede en Miami bajo el nombre RCTV Internacional.

Desde diciembre de 2009, se estableció por ley que cualquier canal de televisión por cable sería considerado canal nacional si un 30% de sus contenidos eran producción venezolana.

El gobierno consideró que este era el caso de RCTV, que por tanto está sujeto a las leyes nacionales, comenzando por la difusión de las llamadas  “ cadenas ” del presidente.

Las operadoras de televisión por cable “deben velar porque los productores nacionales incluidos en su parrilla de programación den cumplimiento inmediato a esta ley. Las operadoras son las responsables porque no pueden tener canales que no cumplan”, explicó el sábado por la noche Diosdado Cabello, director de Conatel, el ente regulador de las comunicaciones.

El funcionario subrayó que a las empresas que no respetaran la ley se les abriría un “proceso administrativo”.

Tres horas después, la señal de RCTV fue sacada del aire por estas operadoras.

“No estamos cerrando a nadie”, reiteró Cabello el sábado en la noche, sin nombrar directamente a RCTV y dejando a las operadoras de televisión por cable la decisión de retirar o mantener la señal de este medio.

Junto con RCTV fueron sacados del aire también los canales Ritmo Son, Momentum, America TV, American Network y TV Chile, mucho menos populares en el país, según el presidente de la Cámara Venezolana de Televisión por Suscripción (Cavetesu), Mario Seijas.

En el lugar que ocupaban estas televisoras se puede leer este domingo un mensaje de las empresas de suscripción por cable en las que instan a los medios afectados a “dar cumplimiento a la normativa legal vigente” para “restablecer sus servicios”.

Tras conocerse la noticia, varios cacelorazos se escucharon en diversas partes de Caracas. Además, un grupo de ciudadanos se congregó a las puertas de la sede de Conatel en Caracas.

Calificando esta medida de “ensañamiento” y “zarpazo a la libertad de expresión”, el movimiento opositor Mesa de la Unidad condenó el domingo esta medida y se solidarizó con los trabajadores del canal.

“El gobierno que no puede con la inseguridad, que produce la inflación más alta de América Latina y que no ha sido capaz de gerenciar servicios básicos como la electricidad y el agua, se desahoga cerrando emisoras, negando al pueblo su derecho a informarse y entretenerse con libertad”, denunciaron.

Para el diputado Juan José Molina, del partido opositor Podemos, el gobierno quiere que la situación se radicalice para que no se celebren las elecciones parlamentarias de septiembre, en las que el gobierno puede perder su mayoría en el Parlamento.

Molina recordó que esta medida se realizó el 23 de enero, cuando Venezuela estaba celebrando 52 años del fin de la dictadura. “Fue su regalito”, ironizó.

“La democracia corre peligro porque el pueblo necesita que se le respete su derecho a pensar distinto”, opinó William Echeverría, presidente del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) .

En la normativa aprobada en diciembre el gobierno venezolano consideró televisoras nacionales a RCTV y otros 23 canales que transmitían por cable. Otros 164, como CNN, HBO, Telesur, que tiene su sede en Caracas, y Venevisión Internacional del empresario venezolano Gustavo Cisneros, siguen considerándose internacionales y están exentos de cumplimiento de las leyes locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)