26 de mayo de 2015 08:50

La campaña Yo cambio por ellas, contra el acoso en el transporte, empezó hoy

En 15 unidades del trolebús hay señalética relacionada con la campaña.  Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

En 15 unidades del trolebús hay señalética relacionada con la campaña. Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 17
Sorprendido 3
Contento 39
Mariela Rosero

Si ingresa a una unidad del Trolebús, no será una conversación casual si de pronto escucha: "Yo soy tú y tú eres yo. Somos los mismos. Nos molesta la forma en que nos miran".

El diálogo de actores es parte de la campaña Yo cambio por ellas, de la Unidad Especial Patronato San José del Municipio de Quito, que empezó hoy 26 de mayo del 2015.

El objetivo es llevar a la reflexión a los hombres sobre la incomodidad que puede provocar una mirada morbosa, un acercamiento atrevido a una mujer en el transporte público.

"Seamos por un momento ellas", dicen los actores en las unidades y piden recordar que esa chica o señora desconocida con la que comparten un corto viaje podría ser su madre, su pareja, su hermana o su hija.

La esposa del Alcalde, María Fernanda Pacheco, indicó que les interesa concentrarse en la prevención de estas actitudes que faltan el respeto y hacen que algunas mujeres decidan cambiar de rutina y dejar un servicio de transporte.

María Fernanda Pacheco mira uno de los testimonios de la actividad realidad aumentada, disponible en la estación La Y. Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

María Fernanda Pacheco mira uno de los testimonios de la actividad realidad aumentada, disponible en la estación La Y. Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

Desde diciembre del 2014, en las cabinas para denunciar acoso dentro del sistema público de transporte público, apenas se han presentado 92 casos. Estas se encuentran en estaciones del trolebús como La Y o El Recreo y Quitumbe. Pero al parecer las mujeres todavía ni siquiera se dan cuenta de la gravedad del acoso porque prefieren evitar hacer una denuncia. Quizá para no perder tiempo.

Por eso, la campaña se enfoca en la prevención y reflexión. En estaciones como la de La Y, promotores entregan hojas volantes con información y pulseras. Además, les invitan a ver escenas de la realidad aumentada en un iPad, en donde hombres brindan testimonios al respecto.

"La violencia hacia las mujeres no es algo natural. Las mujeres tienen derecho a circular de forma tranquila y segura". Eso se escuchaba a través de parlantes en La Y. También se promocionaba el servicio de las cabinas, en donde atienden de 06:30 a 21:30.

Estas acciones del Patronato San José están dentro del Programa Ciudades Seguras, que impulsa ONU Mujeres.

Siete de cada 10 mujeres sienten miedo o temor de movilizarse en el transporte público a causa del acoso del que a diario son víctimas, según datos del Observatorio de Seguridad, proporcionados por Pacheco, titular de la Unidad Patronato San José.

"A mí me parece positivo. Es verdad que con gestos y miradas podemos abusar más que con palabras", opinó Cristian Majji, de 22 años. También apuntó que no quisiera que sus hermanas, su madre y su abuela sufrieran acoso en ningún espacio de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)