19 de February de 2010 00:00

Cambio de sentido en dos vías

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

El impacto por el cierre de los tres túneles ocasionó congestiones en el sector de El Trébol y sobre el puente de la calle Sena, en el Machángara, según el Grupo de Tránsito.

La mañana del miércoles (de 07:30 a 09:30) estos sectores de la urbe lucieron congestionados, la circulación avanzó lentamente y las calles y rutas alternativas también estuvieron afectadas. Antes del cierre de los ductos, la hora pico solo llegaba hasta las 08:30 en la mañana.

Ante esto, la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Emmop) y el Grupo de Tránsito analizaron el primer día de afluencia  de vehículos y pusieron en marcha un plan B con nuevas rutas  (ver infografía).

Una de las medidas que se implementó desde ayer  fue el cambio de sentido en la calle Imbabura, en el centro. Esta vía que iba de norte a sur ahora funcionará en sentido sur-norte, desde la calle Ambato hasta la Chile. Con esto  la Policía  pretende desviar a los carros que ingresan al Centro Histórico y que circulaban por la Venezuela.

La Imbabura atraviesa todo el centro de la urbe hasta salir al sector de Miraflores,  donde se puede tomar cualquier ruta para dirigirse al norte.

Además de esta alternativa, para salir desde el sur también continuará aplicándose el contraflujo sobre la calle Necochea hasta salir al sector de San Juan y también el contraflujo en el sector de la 5 de Junio. Estas tres alternativas pretenden evitar el ingreso de carros a El Trébol.

En el sentido sur-norte se instaló un nuevo contraflujo que irá desde las 06:15 hasta las 09:00 sobre la calle Benalcázar. Esta vía recorre el centro hasta salir  a la calle Julio Matovelle para dirigirse al norte. El contraflujo en la Venezuela (norte-sur) se mantendrá de 17:00 a 20:30.

Pero mientras en las calles del Centro Histórico el incremento en el número de vehículos se sintió a lo largo de todo el día de ayer,  en el sector de los túneles el tráfico fue normal y, según Marco Paredes, policía de Tránsito, la circulación fue  más rápida.

En esto coincide Walter Barahona, conductor de un bus de la cooperativa Latina. Desde que  el paso a los vehículos privados está prohibido por este sector, a Barahona le toma menos tiempo pasar por esa ruta. El cierre le ha significado un ahorro de al menos  15 minutos en ese trayecto.

Paredes aseguró que la falta de vehículos livianos ha ayudado a que los problemas de congestión, que regularmente se registraban en los túneles,  ya no se den desde el miércoles.

Pero para algunos usuarios hay problemas de seguridad con el cierre de los túneles. Fernando Guevara es inspector en un colegio de El Calzado, en el sur. Con la restricción deja su auto en casa y esto le ha traído problemas para trasladarse. Guevara usaba normalmente la Mariscal Sucre para ir a trabajar. Ayer, Guevara estuvo  parado en la salida del túnel de San Juan esperando  un bus por más de 10 minutos para llegar a El Calzado.

La Policía de Tránsito y la Emmop realizarán evaluaciones diarias sobre la circulación. No descartan realizar nuevos cambios en las vías alternas o cambiar de sentido a algunas calles.
Incluso se habla de incrementar el número de efectivos en caso de ser necesario. Hasta el momento, 120 policías del Grupo de Tránsito están en las calles.

Reacciones por la congestión en las vías

Carlos Ribadeneira. Capeipi

La ciudad está colapsada y eso causa pérdidas

La medida se debió aplicar desde julio, donde hay menos autos y se está entrando en la época de verano. Es un mes donde hay menos vehículos de transporte por las vías.

Actualmente, es difícil cuantificar las pérdidas económicas. Pero, por ejemplo, una panificadora deberá pedir a sus clientes que abra sus puertas más pronto. La ciudad está colapsada y hay problemas para moverse de sur a norte.

Roberto Cazar. Adm. Pública

Hay atrasos en las dependencias del centro

No se podría cuantificar el número de funcionarios atrasados durante los primeros dos días laborables en esta semana. Pero el mayor problema se presenta para las oficinas que están ubicadas en el centro de la ciudad. El miércoles fue un día conflictivo. Ayer, la mayoría de funcionarios madrugaron un poco más para evitar quedarse atascados en las largas filas. La congestión causa problemas.

Hernán Mejía. U. de Taxistas

Las pérdidas por el tránsito, incalculables

El usuario del taxi utiliza este servicio para evitar atrasos y movilizarse con rapidez. Desde el miércoles hay conductores que han perdido hasta tres horas en la congestión. Hay pasajeros que prefieren bajarse de las unidades porque la fila de autos no camina. En la mañana y en la noche cruzar la ciudad es bien complicado. Durante tres meses, trabajar con estas  pérdidas es muy difícil.

José Santamaría. Cam. de Trans.

La fluidez en los buses mejoró pero hay líos 

En el transporte público mejoraron los tiempos de circulación. Pero es importante  presentar algunas sugerencias. Hay peligro para los pasajeros en las paradas de El Tejar. Queremos plantear algunas soluciones. En la av. Napo la situación es crítica. Falta planificación para un contraflujo. En la 5 de Junio no permiten bajar por la Borrero y hay problemas. La Policía no permite la fluidez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)