17 de December de 2009 00:00

El cambio de refrigeradoras arranca en enero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios
negocios@elcomercio.com

Teresa Paredes es  abonada de la Empresa Eléctrica Quito (EEQ), consume al mes 190 kilovatios-hora y paga USD 18 al mes.
  
Tiene una refrigeradora del año 1974 y cree que este electrodoméstico  consume mucha energía. Por ello busca cambiarla.

La chatarra
Las refrigeradoras  que se retiren serán enviadas a  centros especiales para desarmarlas y para el retiro del refrigerante, que será recogido en envases especiales para evitar la contaminación del ambiente.  
El acero que se  obtenga será fundido para construir varillas. Según dijo el presidente Rafael Correa en su cadena del pasado 12 de diciembre, se pretende obtener cerca de 450  toneladas de varillas, que generarán material a precio preferencial  para unas 1 500 viviendas populares por año.
Los materiales  no utilizados se los enviará como desechos a botaderos que cumplan con normas ambientales. Falta especificar dónde serán estos sitios.

Hace poco se enteró de que el Gobierno implementará un programa para modernización de refrigeradoras, al que quiere acceder apenas sea posible.

Este programa, que fue planificado  a finales de 2008 y   está  a cargo de tres ministerios: Electricidad, Industrias y Coordinación de la Producción.
 
Según Carlos Dávila, director nacional de Eficiencia Energética del Ministerio de Electricidad, el programa demoró un año en ponerse en marcha  debido a que durante ese tiempo las autoridades desarrollaron el mecanismo de aplicación del programa

El  objetivo del plan  es  chatarrizar las    refrigeradoras de alto consumo eléctrico y  cambiarlas  por otras más eficientes, fabricadas  en el país por  las empresas Indurama y Ecasa. Dávila explicó que el plan del Gobierno es   renovar 120 000 refrigeradoras durante     cuatro años.

Los beneficiados serán quienes consuman entre 100 y 200 kilovatios-hora/mes. Según datos del Ministerio de Electricidad, aproximadamente 130 000 personas en el país se ubican   en ese rango.

“El programa está dirigido a ciudadanos  de bajos ingresos. No importa si ellos pagan la  tarifa normal (USD 0,08) o de la dignidad (USD 0,04)”.

Las refrigeradoras que el Gobierno Nacional pretende introducir en el mercado  ecuatoriano  son de tipo A y B, que consumen menos energía, y que  reemplazarán  a las más ineficientes, de tipo E y F.

El funcionario dijo que con su uso  el consumo eléctrico bajará en un 30%, lo que permitirá que  se reduzca   el   pago de la planilla eléctrica de  los abonados.

Aseguró que las personas que pagan tarifa de la dignidad ahorrarán  hasta USD1,50 en el valor de la planilla, mientras que las que cancelan la  tarifa normal pagarán  2,50 menos. Dependiendo del consumo la planilla puede bajar hasta en USD 7.

Según Édgar Escalona, gerente general de Ecasa, para lograr que las refrigeradoras  se vuelvan más eficientes se hizo una mejora en los componentes de las mismas.

El programa del Gobierno arrancará en 2010 y contempla que las 20 empresas de distribución eléctrica del país realicen el cambio de equipos.  Pero según la ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, falta definir si todas participarán.

El plan  piloto de chatarrización comenzará en enero  próximo con el cambio de 2 000 refrigeradoras en las zonas de concesión  de las eléctricas: Cenel Santo Domingo (Santo Domingo de los Tsáchilas)  y Centro Sur (Azuay, Cañar y Morona Santiago).

1 200 refrigeradoras se cambiarán en la zona de la  primera y 800 en la segunda. Para esta primera fase el Gobierno invertirá aproximadamente USD 540 000.

Cely afirmó que el proceso para acceder al programa será sencillo. Las personas deberán llamar a la distribuidora de su zona y pedir que un técnico acuda a revisar si su refrigeradora está en el rango de chatarrización (categorías E y F). Si es así se ordenará el retiro del equipo y el cambio por un nuevo.

Para que la persona adquiera su nueva refrigeradora, la distribuidora le entregará un documento con el que podrá elegir el equipo en las casas comerciales que expendan los electrodomésticos de las dos empresas nacionales. El costo no puede exceder los USD 520 más el IVA.

Este documento  funcionará como  un bono que entregará el Estado para la compra de los artefactos. Para los que pagan tarifa de la dignidad el subsidio será de USD 250, mientras que para el resto ascenderá a  USD 200.

El resto del valor lo cancelarán a través de un préstamo del Banco Nacional de Fomento (BNF), con una tasa del 5% de interés y a tres  años plazo. Los beneficiados deberán pagar las cuotas a través de la planilla eléctrica.
 
Todavía no existe una cifra exacta sobre el monto total de la inversión del Gobierno en el programa de chatarrización.


Punto de vista
Alfredo Camposano/Experto

‘Para ahorrar se debe invertir’

Un hogar, una empresa o una oficina puede ahorrar desde el 10 hasta el 40% del consumo de energía. Pero ello no se consigue solo con apagar la luz sino que se deben realizar inversiones.

Por ejemplo, se pueden utilizar una gama de equipos para controlar el consumo como los sensores de presencia que detectan el movimiento para encender una   luz y apagarla cuando ya no hay personas en el lugar.

Este tipo de equipos se  utiliza sobre todo en corredores y patios o lugares externos.

Otros aparatos para controlar el consumo son los PLC o programadores  de equipos de climatización o calentadores de agua, que determinan el tiempo en el que deberán estar encendidos.
 
Por ejemplo, en un sistema de aire acondicionado, este dispositivo solo prende el equipo cuando la temperatura de un área supera un rango previamente definido.

Así se optimiza la energía y se evita olvidar apagar los equipos.
 
Para edificios de oficinas o industrias se utilizan productos como el Power Link, que programa el fluido de corriente para que esté habilitado en horarios de trabajo y no se desperdicie energía los fines de semana o feriados.

Este equipo se puede accionar con un código desde la Internet y evita que equipos que quedan conectados consuman energía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)