5 de April de 2010 00:00

El cambio climático en seis piezas de videoarte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

El curador alemán de arte contemporáneo Alonfs Hug, quien también es director del Instituto Goethe de Río de Janeiro, siente que el clima mundial se está  convirtiendo en un gigantesco e impredecible enemigo. Siente que está todo cambiando  y quiere expresarlo. La muestra  ‘Tempestad’ es la manera que mejor conoce para decirlo: la del arte contemporáneo. Se trata de seis piezas de video trabajadas por artistas  de cinco países. A saber, Guido van der Werve (Holanda), Laura Vinci (Brasil), Lutz Fritsch (Alemania), Marcellvs L. (Brasil), Laura Glusman (Argentina) y  Marina Zurkow (EE.UU).

Algunos   detallesLa exposición  se queda hasta el 2 de mayo. En la página del museo, www.yakumuseoagua.gov.ec, se puede acceder a   un plano con indicaciones de por cuáles calles hay que llegar. Al final de la muestra  se ha montado un taller  interactivo para que la  gente  pueda reflexionar con dibujos a través de hielos de colores.

La exposición se presenta en el  Museo del Agua Yaku (calle El Placer Oe11-271), de martes a domingo, de 09:00 a 17:00, las entradas cuestan USD 3 (público en general), 2 (estudiantes a partir de 12 años), y 1 (para niños  y adultos mayores de 65 años).El título de la muestra  viene de un verso de la pieza teatral  homónima de William Shakespeare. La cita escogida por Hug dice: “¡He nublado el sol de mediodía./  Desatado fieros vientos/ y encendido feroz guerra entre verde mar/  y la bóveda azul!”. En esa poética exaltación,  el curador  lee -y siente- la perplejidad  que la humanidad contemporánea experimenta frente a los rotundos cambios en el clima.Los videos escogidos también  transmiten esa perplejidad, amén de una especie de orfandad frente a un fenómeno gigantesco. Laura Glusman, por ejemplo, presenta un largo video sobre una mujer que avanza,  fatigosamente  y sin sentido aparente,    a través de un río y a contracorriente. El agua pasa sobre ella y le hace retroceder continuamente.Uno de los trabajos  más sugestivos es el del alemán Lutz Fritsch. Sobre un piso de hielo, se entiende que debe ser alguno de los polos, avanza un hombre, la mínima figura de un hombre, seguido  de un gigantesco  buque que,   muy cerca de él (o eso parece) avanza rompiendo el hielo.  El hombre avanza con pasos lentos  y despreocupados, como si no se diera cuenta de lo que está pasando detrás de él, como si no se diera cuenta de que puede morir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)