16 de febrero de 2016 00:00

La captura de camarón pomada entra en veda

El pescador Celso Bone, de la comunidad de Palestina, muestra la producción de pomada que obtuvo en una faena .Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

El pescador Celso Bone, de la comunidad de Palestina, muestra la producción de pomada que obtuvo en una faena .Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 3
Marcel Bonilla

Las últimas lluvias registradas en Esmeraldas incrementaron la producción del camarón pomada. Sin embargo, un inusual cambio en las fechas de la veda de esta especie desmotivó a decenas de familias que se dedican a esta actividad.

Usualmente la restricción para pescar este camarón se inicia a mediados de diciembre y finaliza en los primeros días de febrero.
Pero los pescadores artesanales fueron recientemente notificados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) que la veda se inició ayer, 15 de febrero del 2016, y terminará el próximo 15 de abril.

A lo largo del perfil costero de Esmeraldas las caletas pesqueras donde más se captura el pomada es Palestina, Rioverde (en su mayoría), Rocafuerte, Canchimalero y Limones.

Debido a las lluvias registradas en enero e inicios de febrero de este año, la producción aumentó en más de un 100% con relación a las 40 y 50 libras diarias que se capturaban hasta diciembre del 2015.

Solo en Palestina, unos 500 habitantes de la comunidad de pescadores se dedican al descabezado de camarón pomada como una de las principales actividades para subsistir.

Al filo de esta bahía hay 30 casetas rústicas donde todas las tardes acuden cerca de 300 personas para descabezar el camarón, traído por las canoas de pesca artesanal, que faenan a dos millas de la costa.

Adriana Rosales es una de las mujeres que se dedican a esta actividad. Gana hasta USD 15 diarios desde hace 10 años que realiza esta labor. A la actividad se sumó Julia C., una de las 50 adolescentes que aprovechan las vacaciones para ayudar a sus padres pescadores a descabezar el producto. Otros más lo hacen para ganar entre USD 2 y 3 al día.

Quitar la cabeza al crustáceo cuesta USD 0,10 centavos la libra, y si también lo pelan, el precio asciende a 0,25.

Las 300 embarcaciones pesqueras artesanales en Palestina y las 150 entre Rioverde y Rocafuerte capturaban, hasta hace unos días, entre 100 y 120 libras diarias, cada una.

Históricamente han llegado a pescar hasta 400 libras diarias por embarcación, según un subregistro de las organizaciones pesqueras de la zona.

Iván Estupiñán, representante de las cinco bodegas encargadas donde se compra el producto hasta en USD 0,80 la libra, asegura que por estas fechas del año se mueve mejor el negocio.

En la temporada invernal, cuando la pomada está en su estado de madurez, en Rioverde se capturan más de ocho toneladas por día. En verano se reduce a menos de la mitad.

Debido a este incremento en la producción, en el cantón Rioverde se montó una empacadora que prepara y envía el camarón pomada a Colombia y Estados Unidos. Otra funciona en la parroquia Rocafuerte, donde se lo comercializa en diferentes ciudades del país.

Neisi Quintero, dirigente de la Asociación de pescadores de pomada Los Corales de Palestina, aseguró que la notificación del periodo de veda dejará sin trabajo a muchas familias durante dos meses.

“La veda debía empezar en diciembre y terminar en febrero”. Agrega que con este cambio de fechas se trastoca la producción del sector pesquero y camaronero.

En estas poblaciones de Esmeraldas, donde funcionan las asociaciones pesqueras Perla del Pacífico y Perla Rioverdeña, pararon desde ayer sus actividades de pesca.

Ovidio Quiñónez, presidente de la Unión Provincial de Cooperativas Pesqueras, dijo que para el 3 de marzo está prevista una reunión con los representantes del Magap, para tratar su situación. Según ellos, lo que se pretende es la prohibición de la pesca artesanal de esta especie .

El camarón pomada se da en estas zonas de Esmeraldas porque son consideradas pantanosas, al igual que en Playas, Posorja, Isla Puná, y Puerto Bolívar, donde también se pesca el pomada, según el biólogo Xavier Guerrero.

La parroquia de Posorja, en la provincia del Guayas, es otro de los lugares donde más pomada se obtiene. Allí, incluso, hay una flota industrial que captura alrededor de 6 000 libras diarias. Mientras que sus cerca de 80 pescadores artesanales pueden llenar más de 20 gavetas al día. Cada gaveta contiene 70 libras de camarón, según José Angulo, pescador de la zona.

En esta localidad, el pelado de camarón también es la fuente de trabajo de unas 1 500 personas, según el Instituto Nacional de Pesca (INP).Allí, la producción también aumentó en los últimos 15 días, de dos a cinco gavetas, diarias, debido al temporal.

En todo el país, la flota que captura el camarón pomada se concentra en cinco lugares. Según la Subsecretaría de Pesca, el 76% está en la ciudad de Guayaquil, le sigue Esmeraldas con el 16% y la parroquia de Posorja con el 10%.

Esmeraldas  

Pescadores artesanales se sienten afectados porque la producción venía en aumento

En contexto

La producción camaronera en Rioverde da empleo a decenas de personas. La captura es artesanal y no en barcos industriales, como en Posorja. Las empresas de Guayaquil y Santo Domingo acuden a comprar el producto a los pequeños puertos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)