1 de septiembre de 2017 15:37

Cámaras de seguridad se instalan en los mercados de Quito

En el mercado de Solanda, en el sur de Quito, los comerciantes están expectantes a que concluyan los trabajos de instalación y ya puedan contar con esta herramienta de seguridad. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

En el mercado de Solanda, en el sur de Quito, los comerciantes están expectantes a que concluyan los trabajos de instalación y ya puedan contar con esta herramienta de seguridad. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
María Belén Merizalde

Un total de 36 mercados de Quito contarán con cámaras de videovigilancia para proporcionar mayor seguridad a comerciantes y clientes.

El programa para dotar de estas herramientas tecnológicas a los centros de abasto de la ciudad inició en 2016. En ese año se instalaron 152 cámaras en 11 de los mercados más grandes.

"Esto surgió porque se identificó que en los mercados se estaban generando bandas delincuenciales. Hemos dividido a este proceso en tres fases. En la primera fase priorizamos a aquellos mercados que reciben a gran cantidad de clientes y en donde se presentaban mayores problemas respecto a seguridad. Por ejemplo aquí tenemos el mercado de Chiriyacu, San Roque, Las Cuadras", señaló Juan Zapara, secretario de Seguridad del Municipio de Quito.

Al momento la Secretaría de Seguridad se encuentra implementando estos dispositivos en los mercados de Andalucía, Calderón, Comité del Pueblo, Conocoto, La Magdalena, Michelena, Plaza Arenas, Rumiñahui y Solanda.

Zapata explicó que en cada uno de los mercados se coloca un promedio de 15 cámaras que tienen tres puntos de monitoreo: internamente en el mercado, en la Unidad de Policía Comunitaria y en el ECU 911.

En el mercado de Solanda, en el sur de Quito, los comerciantes están expectantes a que concluyan los trabajos de instalación y ya puedan contar con esta herramienta de seguridad. "Estas cámaras son muy importantes porque así quienes trabajamos en el mercado y quienes nos visitan podemos sentir un poco más de seguridad", manifestó Patricia Martínez, presidenta de ese centro de abastos.

Según la dirigente en ese lugar los delincuentes suelen robarse los productos de los comerciantes mientras atienden a los clientes. "Aquí ya les tenemos identificados, pero con estas cámaras va a ser más fácil saber quiénes son. Además aquí solo contamos con un guardia y claro él no alcanza a vigilar todos los puntos, en cambio con las cámaras ya hay un control integral".

La segunda fase de instalación culminará el 15 de noviembre. Mientras que para el 2018 se continuará con los mercados restantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)