14 de April de 2015 20:14

7 884 km de calles del Distrito requieren mantenimiento

En la avenida Pichincha y Chile, a la altura de la parada La Marín de la Ecovía, el pavimento es irregular. En el sitio se han formado grietas y baches. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

En la avenida Pichincha y Chile, a la altura de la parada La Marín de la Ecovía, el pavimento es irregular. En el sitio se han formado grietas y baches. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 70
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Redacción Quito (I) 
quito@elcomercio.com

La infraestructura vial de la ciudad está deteriorada. Los conductores y peatones que transitan a diario por las calles y avenidas deben sortear baches o rajaduras. Esta situación se complica con las lluvias.

Según una valoración técnica realizada por la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), cuando inició la actual administración municipal, se identificó que el 80% de la infraestructura vial (7 884 kilómetros) requiere una rehabilitación integral; es decir reemplazar el asfalto.

Con las lluvias, el deterioro se acelera; lo que incrementa la cantidad de kilómetros dañados. En el Distrito se cuenta con una red de 9 855 kilómetros. Son 11 424 calles y 215 avenidas.

El mal estado de las vías se puede constatar en todo lado. En el sur, en las calles Las Piedras, y un tramo de la Cusubamba (entre la Teniente Hugo Ortiz y Rumichaca), en Santa Rita, hay una decena de huecos que perjudican al tránsito. Los carros deben maniobrar e invadir el carril contrario para evitar caer en los huecos. Lo mismo ocurre en la Manuel Alvarado, en Solanda.

Jacinta Aulestia, moradora del primer barrio, comentó que se requiere repavimentar las calles, porque el bacheo hace que se formen lomas.

En el Centro, en la calle Matovelle, entre la Venezuela y García Moreno, se han formado huecos. En este sector, los moradores han optado por colocar escobas viejas para que los conductores no caigan en ellos. Esta vía sirve de acceso para llegar hasta la Basílica y al Colegio Nacional Mejía.

En el norte, una de las vías más complicadas para la circulación debido a la cantidad de baches es la De los Nogales, que atraviesa la zona de San Isidro del Inca y Amagasí del Inca. En este sector, las vías secundarias y principales están en pésimas condiciones. Ahí funciona más de una docena de establecimientos educativos.

Por esta razón, la presencia de buses, furgonetas escolares y autos particulares es constante aunque por la irregularidad de la calzada, la presencia de huecos y la falta de bordillos y veredas la circulación vehicular y peatonal es complicada.

Otra vía en mal estado es la Panamericana Norte, entre el inicio de la Simón Bolívar (entrada a Carapungo) y Calderón.
Los carriles centrales tienen baches y la señalización horizontal no es la adecuada. Esta es una vía rápida, pero la presencia de huecos complica el desplazamiento de los carros.

Las calles De los Tulipanes y la Jorge Pérez, alternas a la av. De la Prensa, y un tramo de la Mariscal Sucre, a la altura de la Edmundo Carvajal, están también en malas condiciones.

David Puente, gerente de Obras Públicas e Infraestructura de la Vialidad de la Epmmop, informó que se están realizando trabajos de rehabilitación y mantenimiento. Esta obra se complementa con mejora del espacio público, señalización...

Para junio está previsto que en cada administración zonal se cuente con equipos de bacheo rutinarios para atender las demandas de cada sector.

Entre enero y marzo del 2015 se han intervenido 1 364 calles. Hay 135 vías adoquinadas que también han sido atendidas. Eso representa una inversión de USD 350 000. El personal de la empresa trabaja las 24 horas de lunes a domingo.

Para José Salvador, especialista en asfalto, el problema del mal estado de las vías va más allá de colocar material para nivelar la superficie. Él considera que en la urbe hay calles que han cumplido su vida útil (20 años). Por lo que se requiere de un plan más rutinario y una inversión más grande para extender su periodo de servicio.

Entre las recomendaciones de Salvador para mantener en buen estado la red vial del Distrito plantea sellar las fisuras apenas estas se empiezan a formar. Esto evitará que el agua se filtre y que más adelante, se formen huecos por el desprendimiento de los materiales.

En contexto
Luego de las lluvias registradas en el Distrito, en las avenidas y calles se han formado nuevos baches y grietas. Hay vías que requieren una intervención integral. Se debe cambiar la capa asfáltica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)