14 de mayo de 2018 00:00

Tres cuadras del Centro Histórico de Quito se suman a las vías peatonales

Mañana, 15 de mayo del 2018,  finalizan los trabajos en la calle Chile para habilitar el Paseo de la Merced. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Mañana, 15 de mayo del 2018, finalizan los trabajos en la calle Chile para habilitar el Paseo de la Merced. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 29
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las obras no terminan aún, pero la gente ya las utiliza. Los trabajos finalizarán mañana, 15 de mayo del 2018, y el Municipio de Quito tiene previsto que durante esta semana se entregue oficialmente el Paseo de la Merced, un tramo de vía exclusiva para peatones, entre la Benalcázar y Cuenca (tres cuadras), en el Centro Histórico.

Para muchos es un gran centro comercial en donde se encuentra de todo. Una de las calles que mejor refleja esta realidad es la Chile. Ropa interior, bisutería, otras prendas de vestir y mochilas son algunos de los artículos que se ofertan desde la García Moreno hasta la calle Imbabura.

Clara Garcés tiene un local comercial en la Chile e Imbabura. Ha trabajado allí desde hace 13 años y recuerda cómo era antes el paisaje en el ahora denominado Paseo de la Merced. “Los vehículos pasaban a velocidad y era riesgoso. También nos llegaba el esmog y era un problema para los peatones circular por las aceras”, contó.

Para ella, la imagen de ese sector cambió. Garcés dijo que, sobre todo los fines de semana, hay mucha gente que camina por ese tramo peatonal. Sin embargo, eso no se ha traducido en más ventas. “Comparando estos cincos meses del 2018 con los del 2017, las ventas están iguales”, dijo.

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) es la entidad del Municipio que está a cargo de convertir en zonas peatonales a varias calles del Centro Histórico. Angélica Arias, directora del IMP, dijo que esa dinámica comercial es la que se tomará en cuenta para potenciar su uso.

En el Paseo de la Merced se colocará iluminación y mobiliario como macetas y bancas que no interrumpan el paso. “El objetivo es el tránsito de personas porque la Chile es una calle que la gente usa para moverse desde la avenida Pichincha hacia sectores como El Tejar, incluso hacia barrios que se ubican más al occidente”. La calle Chile ya es un eje peatonal. Desde la avenida Pichincha hasta la Imbabura solo circulan personas. Como referencia, solo desde la García Moreno hasta la Imbabura son 560 metros para caminar en el Centro Histórico.

Trabajos de construcción del Paseo de la Merced en la calle Chile, en el Centro Histórico de Quito el pasado 26 de abril del 2018. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Esa calle es una de las que se intervienen como parte de la peatonalización de vías del Centro Histórico. A la Chile se suman el Paseo de las Siete Cruces que se extenderá desde la Mejía hasta la calle Loja y el Paseo La Guaragua, que se adecua en la calle Galápagos.

Arias dijo que estas obras son parte del Plan de Conservación del Centro Histórico que prepara a la capital para la conmemoración de los 40 años de la Declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad que se festeja el 8 de septiembre próximo.

En el Centro de Quito hay una población flotante diaria de 100 000 personas, según los datos de su Administración Zonal. Sin embargo, esa cantidad de gente disminuye drásticamente desde las 18:00.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, dijo que esa realidad del Centro Histórico se enfrentará con propuestas comerciales y culturales en los paseos peatonales. Para esto el Municipio diseña dos planes.

El primero tiene que ver con la capacitación a los dueños de restaurantes en la calle García Moreno, en el tramo peatonalizado. La idea, según Rodas, es que esos locales oferten sus productos con mesas y parasoles en la acera.

Arias señaló que para esto habrá capacitaciones por parte de Conquito y que, además, solo lo podrán hacer los establecimientos que cuenten con el Distintivo Q que entrega el Municipio a negocios que cumplen con ciertos requisitos para garantizar su calidad.

El segundo plan que se diseña es el que los artistas callejeros sean registrados y ocupen lugares y horarios específicos en el Centro Histórico. De este proceso está a cargo la Secretaría de Cultura del Cabildo.

Alfonso Espinosa, vocero de la Secretaría de Cultura, dijo que el proceso de inscripción ya arrancó y espera que haya cerca de 250 artistas que presenten su propuesta. Según Espinosa, la idea es que los espacios públicos se vuelvan más seguros atrayendo a la gente con propuestas de música, teatro y danza, entre otros.

Rodas dijo que ambos planes deberán estar en marcha hasta agosto. La idea del Cabildo quiteño es que estén listos para la tercera edición de la Fiesta de Luz, prevista a realizarse entre el 8 y 12 de agosto próximo, en varios puntos del Centro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)