13 de March de 2010 00:00

La calidad del agua baja en Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Redacción Guayaquil
[email protected]

Los problemas en el abastecimiento de agua potable en Guayaquil dependerán de la intensidad del invierno. En el caso del río Daule, las fuertes lluvias causan que los niveles de turbiedad aumenten.

Esto significa que   los caudales que ingresan a la planta de procesamiento de Interagua llegan con más cantidades de tierra. Esta infraestructura está ubicada en el kilómetro 26 de la vía a Daule.

En lo que va de marzo, en tres ocasiones Interagua ha suspendido su servicio en varios sectores de Guayaquil. Esos días, el agua alcanzó niveles de turbiedad que llegaron a  1 700 ntu (medida con la cual se establece la turbiedad del líquido), cuando el promedio normal es de entre 24 y 100 ntu.

El río arrastró más palos, piedras y tierra que de costumbre, producto de las fuertes lluvias en las partes altas. Al retirar estos sedimentos, la cantidad de  agua potable se reduce, luego del correspondiente tratamiento.

Normalmente, en un día, desde la planta se distribuyen 950 000 m³. Sin embargo, en los días que hubo racionamientos se generaron 700 000, ocasionando un déficit de 250 000.

“La calidad del agua procesada nunca se ha visto afectada. Es más, en la época invernal se utilizan  más cantidades de  polímeros”, explica Ilfn Florsheim, gerente de Comunicación de Interagua. Los polímeros       sirven para   potabilizar.

Según Interagua, algo ocurre con este cauce, ya que el año pasado no  se registró  ese incremento de turbiedad, pese a que el invierno fue más fuerte. “Antes, se limpiaba el cauce del río con la fuerza de la misma corriente, pero ello   no está sucediendo ahora”, señala Florsheim.

Para garantizar la calidad del agua, en cada etapa del proceso de potabilización se toman muestras, cada hora. “De esta forma, el laboratorio determina la cantidad de químicos que deben utilizarse en todas las  fases del proceso”, afirma Fernando Soledispa, jefe de Producción de la planta de tratamiento.

Además, se limpian los filtros cada 48 horas. Pero cuando los niveles de sedimento  se incrementan, los filtros se lavan cada 30 horas. Por esta situación, Interagua no puede determinar con la anticipación suficiente el  día que se   suspenderá el servicio.
Interagua desmintió    las declaraciones hechas por Marcelo Aguilar, subsecretario de Salud del Litoral. Esta semana, el  funcionario dijo que el incremento de pacientes en algunos hospitales públicos está relacionado con la calidad en los servicios de agua potable y de recolección de basura en Guayaquil.

En un comunicado, Interagua, concesionaria del servicio, reiteró que el líquido que distribuye es apto para el consumo humano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)