8 de abril de 2015 19:10

Los 'buzones para bebés' cumplen quince años en Alemania

En Alemania, el buzón de bebés es una propuesta para evitar recién nacidos abandonados en las calles. Foto: wikicommons

En Alemania, el buzón de bebés es una propuesta para evitar recién nacidos abandonados en las calles. Foto: wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Las "Babyklappe", buzones que permiten abandonar a los bebés de forma anónima en un lugar seguro, cumplen hoy, 8 de abril, 15 años en Alemania, donde existen alrededor de un centenar de estas instalaciones que reciben tanto elogios como críticas.

El primero de estos tornos se abrió el 8 de abril del año 2000 en Hamburgo, puesto en marcha por la asociación SterniPark después de que se hallaran los cadáveres de dos recién nacidos en la basura en esa ciudad del norte de Alemania.

"Hemos logrado nuestro objetivo. Desde hace años en Hamburgo la policía no debe salir a rescatar bebés muertos", subrayó en un comunicado Leila Moysich, la directora de esta organización que ha recogido a 48 bebés en sus instalaciones.

En estos momentos funcionan en Alemania un centenar de estos buzones gestionados por diversas organizaciones, que asumen su función como un mal menor en los casos de abandono.

La directora del proyecto en Hamburgo desde el año 2000, Heidi Kaiser, reconoce que la entrega anónima no es el mejor inicio para la vida de un niño, pero sostiene que "no es ningún argumento para oponerse a un instrumento que salva vidas, sino una exigencia para esforzarse en contactar con las madres y que los niños puedan conocer sus raíces".

Según el balance de este centro pionero, 16 madres regresaron a las instalaciones tras abandonar a un bebé en los últimos quince años y hoy en día 14 de esos niños viven con sus madres biológicas.

Para la ONG Terre des Hommes, sin embargo, la muestra de que esos tornos no son ninguna solución es que las cifras de abandonos de bebés apenas hayan descendido en los últimos años.

Con datos recopilados a partir de distintas fuentes al no existir una estadística oficial, esta organización denuncia que en 2014 se hallaran 16 recién nacidos muertos abandonados en Alemania y siete con vida.

Como vía alternativa a los "Babyklappel", en el año 2013 el Parlamento alemán aprobó una nueva ley para permitir a las mujeres en situación de necesidad dar a luz de forma anónima en un hospital y dejar a su hijo recién nacido en el centro sanitario.

El objetivo de la norma era evitar que las mujeres parieran al margen del circuito sanitario, con los consiguientes riesgos.

Al mismo tiempo se buscó ofrecer a los niños la posibilidad de conocer datos sobre su madre al cumplir los 16 años, ya que pasado ese tiempo se puede levantar el secreto sobre la identidad de la mujer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)