27 de agosto de 2014 00:05

El busto de León Febres Cordero será develado luego de cinco años de polémica

Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Busto de León Febres Cordero en el Malecón 2000. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 31
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 24
Contento 1
Redacción Ecuador

Este miércoles 27 de agosto del 2014 será entregado oficialmente a Guayaquil el busto en honor al expresidente del Ecuador y exalcalde de la ciudad, León Febres Cordero. Así, el municipio de Guayaquil intenta poner fin a la larga polémica , que se inició en el 2011, alrededor de esta obra hecha por el español Víctor Ochoa. Su costo aproximado fue de USD 300 000. Fue esculpido en bronce y pesa 1.700 kilos.

En noviembre de ese año, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural informó a través de su cuenta de twitter que el Cabildo no había pedido autorización para colocar el busto en una plazoleta entre El Fortín del barrio las Peñas y el malecón Simón Bolívar. Después solicitó al alcalde Jaime Nebot que suspenda los trabajos para instalar el monumento, por ser este un sitio patrimonial, pero Nebot rechazó el pedido calificándolo cono inconstitucional e ilegal. Usó el argumento de que el uso de suelo era una competencia municipal y no gubernamental.

Las voces a favor y en contra no tardaron en aparecer. Por un lado estaba la Asociación de Municipalidades del Ecuador, que respaldó el homenaje a través de una carta emitida del 19 de diciembre del 2011, firmada por Johnny Firmat Chang, secretario del organismo. Mientras tanto, el Municipio reclamaba por las demoras en la desaduanización de la escultura.

A continuación una cronología de las principales discordias alrededor del monumento al polémico personaje:

2009

En el primer aniversario de la muerte del expresidente León Febres Cordero, una Comisión Cívica anunció la construcción de un monumento de cinco metros de alto en su honor.

Diciembre del 2011

La tensión entre el Gobierno y la Alcaldía de Guayaquil seguía. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural ratificó su prohibición para el avance en las obras para ubicar el monumento del desaparecido líder socialcristiano. El director regional, Esteban Delgado, justificó la suspensión de las obras debido a que el Municipio no gestionó los documentos para colocar el busto en un lugar considerado como patrimonial.

Mientras tanto, la Aduana del Ecuador negaba que hubiera algún impedimento para que el Municipio importara el monumento que llegaría desde España en febrero del 2012.

Febrero del 2012

Los integrantes de la organización Diabluma llegaron al edificio de la Corte Provincial de Justicia, con varios carteles con los rostros de los hermanos Restrepo y con mensajes como: “Ni perdón ni olvido”, “Impunidad nunca más” y “No al monumento”. Diabluma y Juventud Revolucionaria presentaron una Acción de Protección para que el monumento ni ingresara al país ni fuese instalado en el Barrio Patrimonial, en el centro de la ciudad.

En dicha audiencia hubo golpes e insultos entre defensores y detractores de León Febres Cordero. Roberto Cuero, gobernador del Guayas; y José Serrano, ministro del Interior, interpusieron una denuncia por supuesta elusión (negligencia) policial.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural anunció también una acción legal en contra el Municipio de Guayaquil si instalaba la estatua en ese lugar y algunas organizaciones juveniles se reunieron en un auditorio guayaquileño para crear un comité en contra de la misma.

El entonces gobernador del Guayas Roberto Cuero y el alcalde de Guayaquil también protagonizaron enfrentamientos verbales.
En la disputa entró también el presidente Rafael Correa, quien desafió al asambleísta Andrés Roche (Madera de Guerrero) a un encuentro “uno a uno”. Lo hizo a raíz de los incidentes que hubo entre simpatizantes de ambos bandos en la audiencia de Acción de Protección. Para fines de ese mes, el juez temporal octavo de Garantías Penales Manuel Prieto aceptó el recurso.

El alcalde Nebot entonces anunció que se trabajaría en un muro conmemorativo en homenaje a Febres Cordero, que estaría temporalmente en la Planchada del barrio Las Peñas y el Concejo Municipal, por vayoría de votos, rechazó el dictamen de Prieto.


Marzo del 2012

El alcalde Nebot dispuso que se coloque un monumento provisional en el lugar en conflicto, pese a la resolución judicial. Mientras tanto, la estatua original continuaba en la Aduana. Para ese entonces ya había tres procesos judiciales en contra del monumento y se gestaba el que planteó el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural ante la Fiscalía del Guayas, por supuesto daño patrimonial. Luego, el Municipio pidió a la Aduana que alargue la permanencia de la obra en el puerto, mientras se resolvía su situación judicial.

Octubre del 2012

. La II Sala Civil del Guayas reformó el fallo de primera instancia que prohibía la entrada del monumento al país.
En su resolución se permite el ingreso del busto que se quedó retenido en la Aduana. La develación de un busto de Ernesto Che Guevara, a unos metros del lugar en donde se colocaría el busto de Febres Cordero, reavivó la polémica. Cientos de partidarios del Municipio de Guayaquil acudieron a la Planchada para “resguardar” el obelisco.

Agosto del 2013

El Servicio de Aduanas declaró en abandono definitivo el monumento que estaba en los patios del puerto de Guayaquil durante dos años, desde su llegada al país. El Municipio no lo había sacado por la prohibición judicial, que luego fue revocada.

Septiembre del 2013

El Municipio resolvió entregar los derechos del monumento al Comité Pro Monumento a León Febres Cordero solicitó la desaduanización del monumento que estaba en las bodegas de la concesionaria Contecon y pidió que se revoque la declaración de abandono de carga Esta agrupación estaba encabezada por Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil.

Julio del 2014

Pese a la oposición de la Defensoría del Pueblo, se construyó una base para la imagen en bronce de 5 metros del expresidente, en una pileta a la altura de la calle Sucre, en el Malecón 2000.

Agosto del 2014

El busto en honor a León Febres Cordero fue instalado en la base que se construyó en la laguna del Malecón. Lo dejaron con vigilancia de la Policía Metropolitana y se empezó a preparar un acto para entregarlo oficialmente a la ciudad.

Se anunció que se invitaría al exvicepresidente Blasco Peñaherrera y a otras figuras del Partido Social Cristiano. Sin embargo, las Juventudes Revolucionarias volvieron a manifestar su rechazo a este homenaje, pues acusan al fallecido exmandatario de delitos de lesa humanidad en su Gobierno.
Pese a las voces críticas, la develación del busto se realizará este 27 de agosto del 2014.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)