10 de noviembre de 2014 18:10

El Gobierno de Sao Paulo pide apoyo de Rousseff para enfrentar crisis hídrica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Brasilia

El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, pidió hoy a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, apoyo del Gobierno para desarrollar un plan con inversiones por 3 500 millones de reales (unos USD 1 371) para enfrentar la peor crisis hídrica de su región.

Alckmin, quien se reunió hoy con Rousseff en Brasilia, entregó a la mandataria el plan que contempla ocho obras de infraestructura para minimizar el problema de falta de suministro de agua provocado por la sequía que sufre gran parte del sureste de Brasil.

Todos los sistemas de represas que abastecen Sao Paulo presentan sus niveles más bajos en la historia y en el caso del mayor de ellos, conocido como Cantareira, ya comenzó a utilizarse la reserva técnica de la represa.

Rousseff y Alckmin estuvieron reunidos por cerca de una hora y según la ministra de Planificación, Miriam Belchior, que estuvo en el encuentro, el Gobierno de Sao Paulo tiene que aportar "más detalles" sobre los proyectos para poder "discutir cada uno de ellos".

Después de la reunión, se determinó la creación de un grupo de trabajo con representantes de los Gobiernos federal y regional para acompañar las discusiones sobre el plan propuesto.

Alckmin señaló que la ayuda del Gobierno federal podrá ser mediante la contribución directa de recursos o a través de la financiación de las obras.

Las obras propuestas son la interconexión de los reservorios Atibainha-Jaguarí, Jaguarí-Atibaí y Río Grande-Guarapiranga; además de la construcción de nuevas represas y la explotación de pozos artesanales del Acuífero Guaraní.

Además de los proyectos presentados, el banco estatal Caixa pretende liberar en los próximos días un crédito de 1 800 millones de reales (unos USD 705,3 millones) para la construcción del sistema So Loureno, que reforzará el abastecimiento en zonas críticas y tendrá interconexión con los principales reservorios en 2016 y 2018.

El tema de la crisis hídrica en Sao Paulo fue llevado a los debates de la campaña de las elecciones de octubre pasado, en las que Rousseff fue reelegida en segunda vuelta en una cerrada victoria sobre el senador opositor Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el mismo de Alckmin.

En las elecciones de octubre, a pesar de la crisis hídrica, Alckmin fue reelegido como gobernador en la primera vuelta, con lo que su partido permanece por más de veinte años al frente del estado más rico y poblado del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)