6 de agosto de 2015 22:27

'Cacerolazo' contra el Partido de los Trabajodores cierra jornada negra para Dilma Rousseff

El rechazo al gobierno de Dilma Rousseff llega a 71%, según un sondeo de la encuestadora Datafolha. Foto: Evaristo SA/ AFP.

El rechazo al gobierno de Dilma Rousseff llega a 71%, según un sondeo de la encuestadora Datafolha. Foto: Evaristo SA/ AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia DPA

Un nuevo "cacerolazo" se escuchó el jueves 6 de agosto en varias ciudades de Brasil en momentos en que salía al aire una publicidad del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) en el que intervinieron la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva.

La protesta, convocada por las redes sociales, ocurre al término de una crítica jornada para la mandataria, quien, según un sondeo del instituto Datafolha divulgado hoy, es rechazada por el 71 % de los electores y apoyada sólo por el 8%.

Además, según los datos fifundidos, un 66% de los encuestados quiere su destitución. Según el portal del diario O Globo, en al menos 13 de los 27 estados del país pudieron escucharse tanto ruido de ollas como bocinazos y gritos de "Fuera Dilma" y "Fuera PT". La protesta se realizó en forma paralela al lanzamiento del spot institucional del partido de gobierno, que, anticipándose a la manifestación de rechazo, se refirió con cierta ironía a la medida.

"En los últimos tiempos se ha comenzado a darles una nueva utilidad a las ollas. No tenemos nada en contra de eso. Solo queremos recordar que fuimos el partido que más llenó las ollas de los brasileños", expresó la formación de izquierda. "Si hay gente a la que se le llenó la paciencia de nosotros, estamos dispuestos a escuchar, corregir y mejorar.

Pero con las ollas vamos a continuar haciendo lo que más sabemos: llenarlas de comida y de esperanza. Éste es el cacerolazo que nos gusta hacer", agregó la agrupación política, que vive su peor crisis desde que fue fundada por Lula, en 1980.

En el video, de diez minutos de duración, el partido sostiene que Brasil atraviesa una "crisis económica pasajera", asegura que el gobierno y el país tienen capacidad para superarla en breve y advierten que existen quienes pretenden "aprovecharse" de la misma para "crear una crisis política".

"Hoy el país vive problemas pasajeros en la economía. Y hay gente que quiere aprovecharse de eso para intentar crear una crisis política. Una crisis política que podría traer problemas mucho peores que una crisis económica", advierte un locutor.

"Hay una persona que puede evitar una gran crisis política en el país: usted", insta la grabación. Y agrega: "No se deje engañar por quienes solo piensan en sí mismos", se dice en la grabación mientras aparecen los rostros de opositores al gobierno, entre ellos, del senador socialdemócrata Aécio Neves, derrotado por Rousseff en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales disputadas en octubre pasado.

A su turno, Lula da Silva admite que la situación del país "no está fácil" y que la crisis "ya llegó a nuestras casas". "También sé que ésta no es la primera crisis que enfrentamos.

Nuestro peor momento es mejor para los trabajadores que el mejor momento de los gobiernos pasados. Nuestro mayor ajuste (económico) es menor que el que hicieron ellos (gobiernos anteriores)", acotó el ex presidente.

Por su parte, Rousseff sostiene que el país está pasando por "un año de travesía" y que esa travesía "va a llevar a Brasil a un lugar mejor". El barrullo de las cacerolas comenzó a escucharse al comienzo del spot publicitario en las principales capitales regionales del país y sus respectivas regiones metropolitanas.

Entre otras, protestaron las ciudades de Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Curitiba y Porto Alegre. Paralelamente, las redes sociales fueron escenario de encendidas discusiones entre quienes apoyan y quienes rechazan al gobierno.

La protesta antecede a una movilización a escala nacional convocada para el domingo 16 de agosto por grupos que defienden la renuncia o destitución de Rousseff.

La misma contó con el apoyo expreso de la principal agrupación opositora, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que emitirá mañana dos breves spots televisivos convocando a la manifestación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)