diplomacia

29 de agosto de 2015 00:00

Bloqueo en la frontera entre Colombia y Venezuela complica el viaje de pasajeros desde Ecuador

La afluencia de pasajeros en Rutas de América, una de las compañías que ofrece el transporte entre Quito y Venezuela, ha disminuido desde hace una semana.

La afluencia de pasajeros en Rutas de América, una de las compañías que ofrece el transporte entre Quito y Venezuela, ha disminuido desde hace una semana. FOTO: VICENTE COSTALES / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Fernando Medina
Quito

Luego de ocho días de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cerrara la frontera con Colombia en el sector de Táchira, la circulación de vehículos y transporte de pasajeros aún continúa suspendida. La medida que prohibe el ingreso de colombianos a Venezuela también restringe el acceso de buses internacionales que llevan pasajeros desde países como Perú y Ecuador.


En Ecuador, por ejemplo, existen tres empresas que ofrecen la ruta Quito-Caracas y viceversa. Este Diario conversó con los representantes de las tres compañías y en todas afirmaron tener inconvenientes. Uno de los problemas es la duración del viaje. Desde que se inició la medida, han tenido que buscar rutas alternas para llegar a su destino.

Antes, el camino principal era por los departamentos de la sierra de Colombia, hasta llegar a Táchira y cruzar a Venezuela. Por ahí el viaje duraba tres días. Ahora tienen que ir por una vía cercana al perfil costanero del país colombiano hasta llegar a Maicao, otro paso fronterizo.

Allí el acceso es normal, pero en ciertos horarios, los transportistas también aseguran haber tenido dificultades. Además, por esa ruta el viaje se extiende 12 horas más. Esto significa para las empresas más combustible y un mayor desgaste humano, puesto que para recorrer el viaje los buses cuentan con al menos tres choferes.

Por ejemplo, en la empresa de transporte Rutas de América, su genrete general, Patricio Fajardo dice que los viajes se redujeron en un 50%. Antes, cada semana cuatro vehículos salían desde Quito. Durante esta semana solo han salido dos. Sin embargo, no han incrementado el precio del viaje.

La tasa de USD 200 continúa sin modificarse. Los usuarios también han disminuido. Hasta hace una semana el bus con capacidad de 45 pasajeros viajaba repleto. Ahora ese número ha disminuido. Según Fajardo, la razón es el temor a quedarse varados y no poder entrar a Venezuela. Los principales clientes de esaq compañís son ecuatorianos, venezolanos y peruanos.

Lo mismo señala David Quilachamín. Es el jefe del departamento internacional de la empresa Panamericana. Cada semana uno de sus buses sale con dirección a Caracas. Pero desde el cierre fronterizo también han tenido una disminución de pasajeros. Esta semana, por ejemplo, solo viajaron 18 personas. Antes el bus llevaba cerca de 30 viajeros. Pero esta no es la unica perdida que registran.

El servicio de encomiendas también se ha visto afectado drásticamente. De hecho, en el viaje solo registran 15 paquetes entre sobres y otros objetos. Sin embargo, este aspecto no es nuevo. Quilachamín afirma que desde que inició la crisis en Venezuela los paquetes desde ese país se pararon. "Los familiares de los venezolanos le envían ropa y pequeñas cosas, pero desde Venezuela para el Ecuador ya no se envía nada", señaló. Además, según los transportistas de Panamericana, el cierre de la vía no es nuevo.

Ellos afirman que desde hace meses existen horarios específicos para el cruce a Venezuela. De hecho, antes del pronunciamiento del presidente Maduro, solo podían pasar los buses que llegaban hasta las 22:00, y si su arribo era posterior tenían que esperar hasta las 06:00, que nuevamente se abría el paso.

De hecho, justo en el cierre de la semana pasada, un vehículo de Panamericana tuvo que esperar durante dos días para que las autoridades migratorias de Venezuela permitan el acceso a los viajeros. Aunque en esa ocasión solo pudieron pasar los compatriotas de ese país, el resto de ciudadanos colombianos y ecuatorianos se regresaron.

Por ahora, solo esperan que las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia se reestablezcan para nuevamente viajar por la ruta de la Sierra. Sin embargo, la preocupación crece al pensar que el paso por Maicao también se restrinja.

De hecho, un bus de la empresa Ormeño, otra de las compañias que ofrecen en Ecuador el viaje a Caracas, fue retenido anteanoche en ese sector. El paso se dio en horas de la mañana pero se preveía otro posible cierre temporal. En caso de que ese tramo se bloquee, las empresas de transporte deberán eliminar su oferta a Venezuela.

En cambio, la realidad desde ese país a Ecuador es distinta. Los empresarios señalan que la demanda de pasajeros es alta. Incluso dicen que todos los pasajes hasta septiembre ya están vendidos. La mayoría de las personas que salen de ese país son venezolanos que intentan llegar a Ecuador y Perú.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)