25 de noviembre de 2014 20:00

Los bienes de la banca cerrada irán a entidades públicas

Predios

15 437 predios serán entregados en su totalidad hasta fines de año a las asociaciones de agricultores arroceros, ubicados en Durán (Guayas). Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 41
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 7
Contento 55
Gabriela Quiroz

Esta es la cuarta vez que los bienes de la banca quebrada pasan a otras entidades públicas.

Primero estuvieron en la extinta Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), luego fueron a la Superintendencia de Bancos (SBS) y en los últimos cuatro años han estado en poder del Banco Central (BCE).

Pero en esta ocasión hay al menos tres factores que marcan la diferencia: el traspaso está dado por ley con el único fin de terminar con la crisis bancaria de 1999.

Las transferencias se realizan a título gratuito y del pago se encarga el Ministerio de Finanzas, ya sea en dinero o con la emisión de papeles.

El informe semestral que el BCE envió a la Asamblea con fecha de agosto pasado revela que 19 667 bienes serán transferidos, de forma directa y bajo una modalidad tripartita.

¿Quiénes se benefician? El Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público, Inmobiliar, y el Ministerio de Agricultura recibirán 4 230 bienes.

Se unieron, además, estas dos entidades con el BCE para entregar 15 437 propiedades a los agricultores de Durán.
De esta cantidad apenas faltan por transferir 181 predios que, según el BCE, se lo hará hasta fines de año. Gran parte de estas tierras estaban invadidas u ocupadas por arroceros.

Su situación legal no había sido revisada en los últimos años, un gran número permaneció en fideicomisos y compañías, por lo que no registran réditos, en el informe del Central.

La mayoría de estos activos era del ex Filanbanco y no incluye las empresas y otros bienes, que se incautó el actual Gobierno, en 2008, y que están en manos de la Ugedep.

Otro dato: las tres entidades beneficiarias, por la ley, están exentas del pago de impuestos, tasas, contribuciones, multas, etc., que se adeuden por los activos transferidos.

Pero estos rubros se calcularán sin intereses y se registrarán en el déficit patrimonial de las 32 instituciones financieras extintas, lo cual dejaría la puerta abierta a futuros reclamos.

Dicho déficit, al igual que la determinación de responsabilidades sobre el manejo de la banca cerrada, está a cargo de la Ugedep y la SBS, cuyos informes sobre el cierre de esta crisis están siendo analizados por la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea.

El costo lo asume Finanzas

El Ministerio de Finanzas, según el art. 8 de la ley, proveerá el monto equivalente a los avalúos catastrales de los activos transferidos al sector público.

Este Diario solicitó al BCE y a esta Cartera de Estado a cuánto ascienden estos avalúos, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

Según un informe anterior (BCE-DRLG-006-2013) del BCE sobre la gestión 2012-2013, el valor contable de 19 927 bienes transferidos al banco era de USD 255,3 millones.

Estos dineros servirán para completar el pago de acreencias a privados y públicos y cualquier diferencia servirá para calcular el déficit patrimonial de las entidades extintas.

La legislación permite al BCE entregar al sector público los famosos papeles financieros de la crisis: Certificados de Pasivos Garantizados (CPG) o de Depósito Reprogramados (CDR), sin distinción de la entidad de la que provengan.

Hasta el 5 de septiembre pasado se pagó USD 11,7 millones a particulares y hay acreencias habilitadas para pagar, que suman 23,8 millones, de acuerdo con el informe del BCE.

En el caso de los acreedores públicos, las deudas pendientes son mayores y su plazo culmina el 20 de febrero (ver cuadro). Pero a Finanzas no solo le tocó asumir el costo de los inmuebles, sino también cubrió la administración de estos, desde que pasaron al Central, en 2010, hasta este año.

A través del proyecto Banca cerrada se ha ejecutado un promedio anual de USD 2,2 millones del Presupuesto General del Estado, es decir, esto ha sido asumido por el Gobierno central. Así lo reconoce el BCE.

Este gasto de administración se sumaría al de las anteriores entidades a cargo, durante 15 años. Desde 1999 hasta hoy han pasado cinco gobiernos.

Acciones para 7 ministerios

Las IFIS extintas dejaron en compañías otros bienes, que también debieron transferirse al BCE. Y con la ley se dispuso la liquidación de estas empresas con activos y la cancelación de las que no tienen nada.

Además, las acciones de 33 firmas activas, cuyo valor total asciende a USD 1,6 millones, pasarán a siete ministerios: Finanzas, Turismo, Vivienda, Comercio Exterior, Industrias, Electricidad y Agricultura.

Carros desaparecidos

Los bienes culturales, principalmente obras, en cambio, irán al Ministerio de Cultura a título gratuito. Se trata de 3 455, que registran un valor contable de USD 4,6 millones.

Aunque de estos, 48 no se pueden transferir porque son garantías de obligaciones.

Hay otras 3 407 obras restantes que tienen un avalúo actualizado por este Ministerio de USD 1,5 millones.

El BCE también tuvo que inventariar y avaluar 136 135 bienes muebles, que se encontraban en mal estado, deteriorados y en desorden. Ahora están en bodegas del banco y su valor alcanza los 2 millones.

A nombre de las instituciones cerradas estaban registrados 498 vehículos, pero 91 han sido robados, 42 se vendieron a terceros de forma irregular. Otros 245 están desaparecidos y están siendo localizados. Apenas 81 se encuentran en bodegas del BCE, pero están obsoletos y algunos se encuentran desmantelados.

Punto de vista

‘Es un cierre político de la crisis’


Mauricio Pozo, economista, exministro de Economía y consultor

Lo que están haciendo es pasar los activos de un bolsillo a otro, que ahora se llama Ministerio de Agricultura (Magap) e Inmobiliar, pero no han vendido. Están cerrando la crisis de manera política, a valor cero, están diciendo a estos señores (agricultores) tengan bienes, pero no están vendiendo, tanto no están vendiendo que siguen manejando empresas, medios de comunicación, etc. Lo obvio hubiera sido, si quieren resarcirse de lo que le costó al Estado, que vendan, hagan liquidez y que el Estado se nutra de esto, pero lo que están haciendo es tener un aparato estatal más grandote. No han cerrado la crisis porque no vendieron bienes ni terminaron de recuperar la cartera ni el Estado ha recuperado lo que le costó la crisis...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)