17 de July de 2009 00:00

La Base de Manta

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial Diario El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Uno de los anuncios que más impacto electoral tuvo cuando Rafael Correa era candidato a la Presidencia fue la promesa de que, si llegaba al poder, no ampliaría el acuerdo mediante el cual el presidente Jamil Mahuad autorizó a Estados Unidos el uso de la Base Aérea de Manta por 10 años.

El Mandatario cumplió su palabra y al asumir el mando pidió al Régimen estadounidense que retirara del puesto sus tropas cuando se cumpliera el plazo, solicitud que los beneficiarios del convenio aceptaron adelantando su salida antes de octubre.

Así, este día concluyen las operaciones aéreas del personal norteamericano y el Estado ecuatoriano empieza a tomar el control total de las instalaciones.

La Base de Manta o Puesto de Operaciones Avanzadas (FOL, por sus siglas en inglés) quedará en la historia como un símbolo de las delicadas relaciones entre Ecuador y Estados Unidos.

Según el Gobierno del país del norte, su presencia en el FOL sirvió para desarrollar un eficaz combate al narcotráfico internacional: las cifras finales indican que se interceptaron 1 758 toneladas de cocaína por un valor estimado de USD 35 000  millones y que se realizaron más de 3 000 detenciones.

Sin embargo, aparte de las críticas sobre las condiciones y los términos en que se firmó el acuerdo, este se afectó mucho por una serie de incidentes con pescadores y barcos ecuatorianos que supuestamente llevaban inmigrantes indocumentados.

El Gobierno, en coherencia con lo que dispone la Constitución, ahora tiene el deber de convertir a la base de Manta en un símbolo de la soberanía nacional, sin dejar, en el futuro, espacio a ninguna fuerza militar extranjera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)