26 de agosto de 2017 22:50

Independentismo y abucheos contra el rey en la marcha de Barcelona

el rey Felipe VI, que por primera vez participaba en una manifestación de este tipo, fue recibido por un sonoro abucheo a su llegada al lugar.

El rey Felipe VI, que por primera vez participaba en una manifestación de este tipo, fue recibido por un sonoro abucheo a su llegada al lugar. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Agencia DPA

Barcelona se echó este sábado 26 de agosto de 2017 a la calle para protestar contra el terrorismo yihadista que hace una semana mató a 15 personas. Pero parte del protagonismo acabó siendo para las banderas independentistas catalanas y los abucheos al rey que surgieron durante la marcha.

Pese a que la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, confiaba en que el acto no se convirtiese en una manifestación de banderas, en la marcha se vieron enseñas secesionistas catalanas (esteladas) y banderas españolas.

Además, el rey Felipe VI, que por primera vez participaba en una manifestación de este tipo, fue recibido por un sonoro abucheo a su llegada al lugar. No es la primera vez que el monarca se enfrenta a un rechazo de ese tipo en Cataluña, en protesta en parte contra la monarquía y también por su papel de jefe del Estado español, del que una parte de la sociedad catalana quiere independizarse.

Las pitadas contra Felipe VI se repitieron este sábado en varias ocasiones y se extendieron a los representantes del Gobierno del conservador Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP). Los primeros días tras los atentados la disputa entre los políticos independentistas catalanes y el Gobierno central pareció vivir unos días de cierto "impasse", aunque los líderes catalanes dejaron claro que piensan seguir adelante con el proceso secesionista.

Hoy, durante la marcha antiterrorista, parte de los manifestantes mostró consignas a favor de la independencia, a pocas semanas del referéndum independentista que planea celebrar el Gobierno regional de Cataluña y que rechaza el Ejecutivo central.

"Ha habido un intento bastante obvio por parte de los separatistas y del Gobierno de Barcelona" de politizar el acto, lamentó el líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera. "Un día como hoy era de recuerdo a las víctimas, he sentido mucha, mucha vergüenza como catalán por primera vez en mi vida", señaló por su parte Xabier García Albiol, del gobernante PP.

"Nada ha sido casual, todo ha sido preparado para agredir verbalmente al jefe del Estado y al Gobierno", subrayó. Una de sus compañeras de partido, Andrea Levy, fue también abucheada mientras era entrevistada en directo en Barcelona por un canal de televisión.

A las consignas indepententistas se han sumado las protestas de algunos colectivos que acusan a la monarquía y el Gobierno de mantener relaciones económicas con países como Arabia Saudí, que participan en conflictos armados y a los que señalan como patrocinadores de grupos terroristas.

"Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas", "Queremos paz, no venta de armas" o "Mariano, queremos paz, no vender armas", podía leerse en algunas de las pancartas que portaban manifestantes.

Tras la marcha se han vivido incluso momentos de tensión entre personas que portaban lemas de este tipo y otras que llevaban una pancarta con la frase: "España contra el terrorismo. ¡Gracias Majestad!".

"Hoy he visto a los ciudadanos plantear algo muy sensato. Quizás haya que revisar las relaciones comerciales de nuestro país con países que han construido los mantras ideológicos del terrorismo", señaló por su parte el líder del partido izquierdista Podemos, Pablo Iglesias.

"La pregunta es si el rey y el Partido Popular son muy queridos en Barcelona y Cataluña, quizás menos de lo que ellos creían", añadió Iglesias, que ha defendido "la libertad de expresión" de los ciudadanos.

La alcaldesa de Barcelona no ha entrado a valorar los abucheos y expresiones independentistas. "Creo que mi responsabilidad como alcaldesa es no entrar en ninguna polémica, no se lo merecen las víctimas ni la ciudadanía", ha señalado Colau, que se ha mostrado en varias ocasiones a favor de la celebración de un referéndum en Cataluña.

La regidora ha defendido la libertad de expresión, señalando que es legítimo que la gente salga con sus símbolos a una manifestación. Pero se ha mostrado convencida de que el mensaje de la marcha "ha sido clarísimo: cientos de personas que hemos salido a decir que no tenemos miedo y que estamos juntos".

El presidente del Gobierno regional catalán, Carles Puigdemont, uno de los impulsores del independentismo, ha defendido también la libertad de expresión y ha pedido no magnificar los abucheos al rey.

Al igual que Colau, Puigdemont ha querido destacar el mensaje antiterrorista y de convivencia lanzado durante la manifestación. "Queremos vivir en libertad y construir una sociedad en la que nuestros hijos puedan crecer en convivencia con los que acaban de llegar", ha señalado. "Hemos estado al lado de las víctimas, luchando contra el terrorismo, espero que los terroristas lo hayan entendido".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)