20 de December de 2009 00:00

Barcelona alcanzó su sexto título del año

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Abu Dabi.  AFP

El  Barcelona se impuso con justicia por 2-1 a Estudiantes de La Plata en la prolongación y se proclamó por primera vez en su historia campeón del Mundial de Clubes en Abu Dabi, donde hizo historia culminando un récord y pleno de seis títulos en 2009.

Para los ‘pincharratas’ anotó de cabeza Mauro Boselli (37’) y empató Pedro sobre el final del tiempo reglamentario (89’) para el Barça, mientras que el argentino Lionel Messi  decretó la victoria blaugrana (110) .

Con este resultado, el equipo catalán confirmó su hegemonía, tras apuntarse en mayo la Liga de Campeones, la Liga española y la Copa del Rey, en agosto las supercopas española y europea y, finalmente, el Mundial de Clubes.

El partido de Abu Dabi quedará en las páginas doradas del club, tras las decepciones  que sufrió en el Mundial de Clubes de 2006 y la extinta Copa Intercontinental de 1992, en los que  cayó ante los brasileños Inter de Porto Alegre y Sao Paulo, respectivamente.

El encuentro comenzó con dinámica, aunque sin mucha estética. El ‘Barça’ mostró algo de su buen toque, pero Estudiantes no se amilanó ante tan regio rival, al punto que la primera ocasión la tuvo el mediocampista Enzo Pérez, muy bien habilitado por el armador Juan Sebastián Verón (minuto 4) , pero no llegó.

En el minuto 8, una gran combinación entre el sueco Zlatan Ibrahimovic y Xavi llevó mucho peligro al área argentina.

Después, poco a poco, los blaugranas fueron tomando el control de las acciones, con más del 60% de la posesión del balón, pero los rojiblancos respondían al contragolpe, en particular cuando el hábil Boselli se proyectaba.

En el minuto 23, el árbitro mexicano Benito Archundia mostró la amarilla a Leo Messi y, en el 26’, un disparo cruzado de Verón se fue junto al palo derecho de Víctor Valdés. Seis minutos más tarde, los jugadores y la hinchada 'culé' protestaron por un inexistente penal del arquero Damián Albil sobre Xavi.

Cuando nadie lo esperaba, un gran centro del uruguayo Juan Manuel Díaz desde la izquierda, lo cabeceó magistralmente Boselli, muy presionado entre Carles Puyol el francés Eric Abidal, para marcar la apertura (37’) .

En el segundo tiempo, el canterano Pedro entró por el maliense Seydou Keita en el Barça. Enseguida, un zurdazo de Ibrahimovic pasó muy cerca del marco de Albil (48’), quien en el 52’ le tapó muy bien un disparo al sueco.

A pesar del ruido que hacía la hinchada platense (más de 3 000 personas), el estadio en su mayoría apoyaba al equipo 'culé'.

Pasaban los minutos y los de 'Pep' Guardiola no encontraban el camino a las redes de Albiol, hasta que en el 89’  Pedro cabeceó por encima del arquero un primero de Gerard Piqué y logró la ansiada igualada (1-1) y así fueron a la prolongación.

Como era previsible, los barceloneses salieron más agresivos. El Barcelona presionaba a su rival en búsqueda del gol de la victoria. Estudiantes en cambio, defendía e intentaba contragolpear, pero se notaba que el bajón de los jugadores tras el empate de los ibéricos.

La locura se desató en el 110, cuando Messi, en posición algo dudosa marcó el 2-1, tras recibir un centro largo desde la derecha del brasileño Dani Alves, empujando el balón con el pecho. De esta forma, Messi demostró su vigencia y su importancia para el equipo español.

Estudiantes continuó atacando a su rival, aunque las fuerzas se le acabaron al equipo del técnico Alejandro Sabella. Su principal figura Juan Sebastián Verón se veía desconcertado y contaba con pocas opciones para conectarse con sus delanteros.

El pitazo final del partido marcó el  inicio del festejo del elenco español. Los jugadores se abrazaban en la cancha. Uno de los más alegres fue el DT Josep  Guardiola, quien en la temporada de su debut con el equipo ha logrado los seis títulos, una excelente marca.

Pohang  logró el tercer lugar

Pohang empató con Atlante mexicano en el tiempo reglamentario y después se impuso por 4-3 en la tanda de penales. De esta forma, se quedó con el tercer lugar en el Mundial de Clubes.

El partido se disputó en  el estadio Zayed Sports City de Abu Dabi, en la antesala del juego entre Barcelona y Estudiantes de La Plata.  El brasileño Denilson adelantó en el minuto 42 al Pohang, que se fue con el 1-0 al vestuario. Pero justo después del descanso, todavía en el minuto 46, el delantero Rafael Márquez desbordó en una carrera por la derecha para fusilar a Dong Jin Song y poner el empate a uno en el marcador.

Atlante tuvo más la iniciativa del cotejo, pero no pudo anotar otro gol. En los penales, el cuadro coreano fue más efectivo.   AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)