23 de agosto de 2016 12:42

Los Baquerizo, conectados con nueve empresas 'offshore' en paraísos fiscales

La fiscal María Susana Rodríguez presentó cargos por un supuesto cohecho en contra de Javier Baquerizo. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

La fiscal María Susana Rodríguez presentó cargos por un supuesto cohecho en contra de Javier Baquerizo. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 70
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 23
Contento 47
Gabriela Quiroz
 y Javier Ortega (I)
data@elcomercio.com

Jaime Alberto Baquerizo Escobar se prevé que llegue hoy desde Callao (Perú), en donde la Interpol lo detuvo por presunto pago de comisiones a funcionarios de Petroecuador. El guayaquileño es el accionista mayoritario de la contratista estatal Oil Services & Solutions (OSS).

Sin embargo, su abogado, Jorge Acosta, dijo que interpuso un recurso de apelación y que están en trámite otras acciones por lo que una posible deportación demoraría.

Horas antes de su arresto capturaron a su primo, Javier Baquerizo Zambrano, socio minoritario de OSS, en el aeropuerto de Quito. Ambos son investigados por cohecho, cuya pena puede extenderse hasta siete años, según el art. 280 del Código Integral Penal.

Los agentes ahora rastrean a Juan Andrés Baquerizo Escobar y a los empleados públicos que supuestamente recibieron las comisiones. De acuerdo con el informe de la Comisión de Justicia de la Asamblea sobre las empresas offshore abiertas en paraísos fiscales, 13 funcionarios de Petroecuador estarían siendo investigados.

Otra empresa relacionada con este caso es Worley Parsons, firma que ganó el contrato para fiscalizar y gerenciar la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas, por USD 38,6 millones sin IVA, el 14 de noviembre del 2011.

Ese mismo día, esta compañía subcontrató estas tareas a Tecniazul y su gerente, Humberto Guarderas, envió desde una cuenta del Banco Union Bancaire Privée, de Geneva (Suiza) USD 326 366 a la cuenta de Girbra, de propiedad de Álex Bravo, exgerente de Petroecuador y detenido por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito.

Adicionalmente, la UAF detectó otras tres transferencias a Girbra por USD 2,5 millones. Como parte de sus labores, Worley Parsons, a través de Tecniazul, tenía que fiscalizar contratos que fueron adjudicados a OSS en la Refinería de Esmeraldas.

OSS registra 15 contratos de provisión de bienes y servicios petroleros, principalmente, para las refinerías de Esmeraldas y La Libertad por USD 39,2 millones, desde el 2011.

Pero Jaime y Juan Baquerizo Escobar no solo figuran como parte de esta empresa sino como directivos, intermediarios, beneficiarios o relacionados con nueve firmas offshore creadas en paraísos fiscales. El manejo administrativo y/o financiero de estas empresas estaba a cargo de Mossfon Trust Corporation, fiduciaria del estudio jurídico de Mossack Fonseca, en Panamá.

La relación entre el personal de este estudio y Jaime Baquerizo comenzó en junio del 2008 pero terminó en octubre 2009, por la falta de sustentos que respaldaran los movimientos, realizados a través de una cuenta del banco panameño Banvivienda.

De la base de datos del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), organismo que difundió en abril pasado los denominados ‘Panama Papers’, EL COMERCIO identificó transferencias por USD 17 millones, durante el 2009 (ver infografía).

Parte de estos dineros corresponden a la firma Eston Trading Limited, constituida en Nevada (EE.UU.) el 2 de abril del 2007 para brindar consultorías y administrar proyectos para los sectores petrolero y eléctrico de América Latina. Su apoderado y principal beneficiario era Jaime Baquerizo Escobar.

Según la información que el mismo empresario proporcionó a Mossack Fonseca para que le abran y administren la cuenta bancaria, los principales proveedores y clientes de Eston Trading eran: Oil Services & Solutions (OSS), contratista de Petroecuador y cuyo presidente en ese entonces era su hermano Juan. También, mencionó a Justice S.A., relacionada con el sector eléctrico y Petroleum & Power Engineers. Las tres ecuatorianas.

Este Diario identificó transferencias de Eston a Livingston Finantial Corporation por USD 8 millones. Esta firma está registrada en Dubái (Emiratos Árabes) y su representante era Alcides N., que además aparece como gerente de OSS, en ese entonces. Se halló que, entre agosto y diciembre del 2009, Waterway Petroleum, offshore constituida en las Islas Vírgenes, pagó a Eston USD 9 millones, por los cuales esta firma entregó facturas.

Como representante de Waterway consta Néstor T. La Superintendencia de Compañías lo registra como socio de la empresa guayaquileña Galescorp hasta mayo del 2016. Entre los accionistas de esta firma, dedicada a la administración de hoteles y locales comerciales, estaba Jaime Baquerizo, entre el 2007 y 2010.

Las transacciones hechas desde la cuenta de Eston fueron observadas por la gerente de una sucursal de Banvivienda, ya que no contaban con los suficientes respaldos. En una comunicación de octubre 2009 señala: “Hemos observado que por el banco han pasado USD 12 millones, de los cuales no quedó ni un millón..., nuestro Dpto. de Compliance ha estado investigando en Internet, encontrando que varios de los socios del Sr. Baquerizo han estado en escándalos de corrupción en Ecuador”.

Tras esta misiva, la cuenta fue cerrada y Mossack Fonseca terminó su relación comercial con Eston y su principal representante, Jaime Baquerizo.

El empresario también está vinculado con otras dos firmas offshore: Syrafleur y Lake View Properties Limited, cuyas acciones pasaron a Portman Foundation.

Su hermano Juan, en cambio, es beneficiario de Grand View Assets Limited y Arkdale Investments. Las dos empresas luego formaron parte de Liscard Foundation.

Infografía con las empresas 'offshore' creadas en seis paraísos fiscales
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (2)