19 de abril de 2016 11:43

El balneario de Mompiche intenta volver a su cotidianidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Washington Paspuel

El balneario de Mompiche, una playa esmeraldeña muy apetecida por turistas sobre todo extranjeros debido a su clima benigno y su suave oleaje, intenta retornar a la normalidad, luego del terremoto del sábado 16 de abril.

El violento movimiento telúrico que se ensañó sobre todo con las poblaciones costeras del norte de Manabí, también provocó destrozos en localidades del sur de la provincia de Esmeraldas.

Mompiche, una caleta de pescadores artesanales del cantón Muisne, resultó con afectaciones menores, pero permanece con un servicio de energía eléctrica irregular, que a su vez dificulta la provisión de agua potable.

La mañana de este martes 19 de abril del 2016, la mayoría de los aproximadamente 30 locales turísticos permanecían cerrados, debido a la falta de servicios básicos. La noche previa la energía eléctrica fue restablecida parcialmente, desde las 19:30 del lunes 18 de abril, en la zona del pequeño malecón.

Restaurantes como La Bocana y Ola y Mar, a 50 metros del mar, abrieron hoy pero solo para arreglar los negocios. En el restaurante Atardecer de Mompiche, que sirve platos a la carta, su administrador abrió este martes y solo para cuidar las provisiones, que ya empezaban a dañarse por la falta de energía.

"El sitio es muy calmado, por la tranquilidad del ambiente, por eso atrae mucho a los turistas extranjeros", explica El colombiano José Grisales, su administrador.

El negocio vende más de 50 platos diarios los fines de semana, pero desde el sábado no ha preparado nada, en parte por la ausencia de turistas. Los turistas extranjeros son los pocos visitantes que han arribado a Mompiche desde que se produjo el terremoto.

Residentes como Russel Callas, un estadounidense que habita en el poblado desde hace 10 años pedía por la mañana que no se sobredimensionara los daños en Mompiche, porque cree que alejará al turista. "Aquí estamos con falta de luz y agua, pero hemos tenido suerte porque los daños fueron menores. Queremos que la gente sepa que estamos intentando volver a la normalidad".

La vía que conecta la ciudad de Esmeraldas con Mompiche se halla en buen estado. La mañana de este martes los buses intercantonales que recorren esa ruta arribaban sin contratiempos hasta Mompiche, aunque con escasos pasajeros. El conductor de una de las unidades de la cooperativa Pacífico contó que desde tras el terremoto, el número de pasajeros cayó un 60% en esa ruta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)