31 de diciembre de 2015 11:39

La Bahía concentra el movimiento comercial en Guayaquil en el último día del 2015

Los clientes se acercaron a la Bahía de Guayaquil para buscar prendas de las cábalas del nuevo año. Foto: Francisco Flores/ EL COMERCIO

Los clientes se acercaron a la Bahía de Guayaquil para buscar prendas de las cábalas del nuevo año. Foto: Francisco Flores/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Juan Carlos Mestanza
Coordinador

Con una temperatura que alcanza los 32 grados centígrados el comercio en la ciudad de Guayaquil ebulliciona en las últimas horas del año 2015.

Este jueves 31 de diciembre es el sector popular de La Bahía, en el centro del Puerto Principal, el que concentra el mayor número de compradores de última hora especialmente de la vestimenta que utilizarán para esperar el año nuevo.

Camisas, camisetas, blusas, pantalones, faldas y zapatos son los productos más buscados en este día donde el casco comercial muestra una normalidad debido a que las empresas del sector público, y muchas privadas, trabajan en horario normal.

“Recién me pagaron ayer tarde y no tuve tiempo para salir a hacer compras. Vengo por una blusa para mí y por camisas y pantalones para mis tres pequeños hijos”, contó Alejandrina Suárez quien recorría las estrechas y atestadas calles peatonales de La Bahía.

Protegiéndose con un paraguas otra dama no suelta ni un instante a su hijo. “Uy no, esto está terrible. Mucha gente y mucho calor. Voy a tener que no recorrer mucho y comprar para salir rápido de aquí”.

El grito de los comerciantes se mezcla con el de los compradores y el de parlantes que de manera estridente –en unos casos- exponen música a muy alto volumen.

Otros productos que son muy buscados en los diversos puestos por la calle Villamil y sus recovecos internos son los que tienen que ver con las cábalas de año nuevo. “Venga, lleve sus interiores rojo, amarillo y verde”, grita una comerciante. “Hilos a un dólar”, repetía.

En otro puesto Victoria Pita ofrece calzones “rojos para el amor, amarillo para la prosperidad y verde para atraer el dinero…venga tres por cinco dólares”. Ella cuenta que la venta se ha movido desde el martes ya que “los ecuatorianos somos dados a estas creencias”.

Pero hay quienes le ponen valor agregado a sus productos. Por ejemplo, Rosa Torres vende interiores para mujer verdes con el signo de dólar. “Así nos va a llegar más dinero en el 2016”, dice entre risas.

Pero también este fin de año se han intensificado la venta de los calzones azules. “Es para darle suerte al Emelec para que en el 2016 ganemos el tetracampeonato”, expresa una comerciante hincha del cuadro del bombillo.

No faltan por las calles quienes van con maleta en mano. La cábala es que a las 00:00 se sale a dar la vuelta a la manzana con una maleta para viajar en el nuevo año.

En las calles céntricas también han una gran cantidad de comerciantes ambulantes ofreciendo uvas.

Los agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM están distribuidos en esa zona comercial para agilizar la circulación de los automotores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)