21 de December de 2009 00:00

Ay, calle, calle

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En lenguaje quiteño es muy común el uso de esta expresión: “ay, calle, calle”, que denota un descontento, un fastidio o un ruego a alguien que habla demasiado o quizá  erradamente…

Este quiteñísimo dicho podía aplicarse con mucho respeto y consideración al señor Presidente, a fin de que baje la alta dosis de sus aplaudidos torbellinos verbales de los sábados  y días posteriores, lo cual sería muy saludable para el país y para el señor Presidente, como recurso tranquilizante.

A menos que el Gobierno desee aplicar el “calle, calle” a los medios de comunicación a los que aparentemente el Mandatario y su Asamblea  odian y  temen. ¿Por qué será?...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)