3 de marzo de 2015 17:15

La OLP abordará el futuro de una Autoridad Palestina en crisis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Ramala, Territorios Palestinos. 

Los dirigentes palestinos iniciarán el miércoles (4 de marzo del 2015) una reunión crucial sobre el futuro de la Autoridad Palestina y sus relaciones con Israel, en la que podrían plantear la disolución de esta institución asfixiada económicamente por el gobierno israelí.

La crisis financiera de la Autoridad Palestina, que hace las veces de Estado a falta de una solución al conflicto entre israelíes y palestinos, se ha agravado desde principios de año por el rechazo de Israel a entregarle los impuestos que recauda en su nombre, esto es, unos 500 millones de dólares.

En este contexto, los dirigentes palestinos no han podido hacer frente desde hace tres meses a las nóminas de sus 180 000 funcionarios.

Y, además, un tribunal neoyorquino acaba de condenar a la Autoridad Palestina y a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) , que la controla, a abonar más de USD 650 millones en indemnizaciones a las familias de las víctimas de los atentados perpetrados durante la segunda Intifada.

Durante su reunión de dos días en Ramala, sede de la Autoridad en Cisjordania ocupada, los 130 miembros del Consejo Central de la OLP deberán abordar también la crisis política que atraviesa la institución.

Creada en 1994 en base a los Acuerdos de Oslo sobre un autogobierno palestino, la Autoridad debía desaparecer en 1999, pero continúa vigente a falta de un acuerdo de paz. El mandato de su presidente, Mahmud Abas, expiró en el 2009.

Además, el parlamento, elegido en 2006 y en el que Hamas cuenta por primera vez con la mayoría, no se reúne desde el 2007, cuando este movimiento islamista, privado de su victoria en las legislativas, expulsó por la fuerza al Fatah de Abas de la Franja de Gaza.

Cuando se encuentra en un punto muerto, la OLP esgrime siempre las mismas amenazas: poner fin a la cooperación en materia de seguridad con Israel e, incluso, disolver la Autoridad Palestina. Una decisión que sólo el Consejo Central de la OLP puede tomar, pero que, según Washington, conduciría directamente al caos.

“La Autoridad no puede continuar bajo su forma actual sin ninguna soberanía real en su territorio, donde Israel continúa imponiendo como hechos consumados la división de las tierras, la colonización y los ataques contra las ciudades”, advierte Mohamed Shtayeh, miembro de la dirección del Fatah, principal fuerza de la OLP.

Amenazas recurrentes
Antes de llegar a esta opción, la OLP evaluará en profundidad sus relaciones con Israel, afirma Ahmed Majdalani, uno de los 18 miembros del Comité Ejecutivo, la principal instancia de la OLP.

Estas relaciones abarcan “la cooperación en materia de seguridad y los vínculos económicos”, y podrían romperse a pesar “de las fuertes presiones, especialmente estadounidenses”, apunta.

En concreto, la disolución de la Autoridad Palestina implicaría que Israel, como potencia ocupante, debería hacerse cargo de los asuntos palestinos, es decir, garantizar los servicios públicos y dirigir el destino de más de cuatro millones de palestinos. Y, en consecuencia, enviar sus soldados a todas las ciudades y localidades palestinas.

Para Xavier Guignard, experto residente en Ramala, la OLP busca “ enviar un mensaje a la comunidad internacional, para que presione a Israel ” , donde el 17 de marzo tendrán lugar elecciones legislativas anticipadas.

Sin descartar una “sorpresa”, esta ruptura es “una amenaza a menudo esgrimida, pero nunca aplicada”, excepto en el punto álgido de la segunda Intifada (de 2000 a 2005) .

Los dirigentes palestinos analizarán también la situación en una Gaza asfixiada por el duro bloqueo israelí y la restricción de movimientos, que impidió a 17 de los 37 miembros gazatíes del Consejo Central viajar a Ramala hoy por la mañana.

Tras la guerra del pasado verano boreal, sólo han llegado decenas de millones de dólares de los miles de millones prometidos por los donantes a este pequeño enclave palestino.

Los palestinos parecen determinados a presentar el 1 de abril su primera demanda contra Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI) por “crímenes de guerra” durante este conflicto.

La Franja de Gaza también estará en el orden del día, ya que Hamas, el único movimiento junto a la Yihad Islámica que no forma parte de la OLP, se muestra reacio a dejar el control a la Autoridad, lo que dinamita el acuerdo de reconciliación firmado en la primavera boreal de 2014.

La OLP, que reagrupa especialmente al Fatah, al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y el Frente Democrático por la Liberación de Palestina (FDLP) , se creó en 1964, diez años antes de que la Asamblea General de Naciones Unidas la reconociera como “la única representante legítima del pueblo palestino”, esto es, de nueve millones de personas, incluida la diáspora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)