5 de septiembre de 2016 16:59

La audiencia por supuestos maltratos a internos de Cuenca quedó inconclusa

La audiencia se realizó en la Corte de Justicia de Cuenca. Allí estuvieron los 13 internos quienes denunciaron, ante la Defensoría Pública, los supuestos abusos por parte de la fuerza pública. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

La audiencia se realizó en la Corte de Justicia de Cuenca. Allí estuvieron los 13 internos quienes denunciaron, ante la Defensoría Pública, los supuestos abusos por parte de la fuerza pública. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

Este lunes 5 de septiembre del 2016 se cumplió una parte de la audiencia de hábeas corpus solicitada por 13 internos del Centro de Rehabilitación Social de Cuenca. Después de aproximadamente cuatro horas de alegatos, José Peralta Parra, Juez de la Unidad Judicial Penal, suspendió la audiencia para evacuar algunas pruebas.

La audiencia fue en la Corte de Justicia de Cuenca con sala llena. Allí estuvieron los 13 internos del pabellón C de mediana seguridad quienes denunciaron, ante la Defensoría Pública, los supuestos abusos por parte de la fuerza pública. Ocurrió el 31 de mayo del 2016 durante un operativo de rutina en el centro penitenciario, ubicado en la parroquia cuencana de Turi.

El caso ya se ventiló y se aceptó el hábeas corpus en una audiencia similar el 1 de julio del 2016. En esa ocasión, el juez de la Familia, Niñez y Adolescencia, Esteban Vélez, ordenó a la Policía Nacional que pida disculpas públicas y que las personas privadas de su libertad sean trasladadas a otros centros penitenciarios del país en un plazo máximo de 30 días.

Además, que nunca más se realicen este tipo de operativos sin la presencia de otras autoridades como un Fiscal y director del centro de rehabilitación. Pero el fallo fue apelado y se declaró nulo el proceso bajo el argumento de que quien conoció el Juez de la Familia no es competente para estos casos.

Por eso, este día el proceso volvió a investigarse desde el principio. La Defensoría Pública y Derechos Humanos presentaron videos de los supuestos maltratos que vivieron los internos entre las 21:00 y el 05:00 que duró el operativo. También mostraron imágenes de las huellas en sus cuerpos de los internos y testimonios.

Las defensas del Centro Penitenciario y del Ministerio del Interior impugnaron los videos argumentando que son ilegales porque ningún interno puede portar celular al interior del Centro. Al final el juez Peralta suspendió la audiencia para evacuar y revisar estas y otras pruebas. No se indicó la fecha en que se retomará la audiencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)