20 de July de 2009 00:00

Aucas empató con el puntero Liga de Loja

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Froilán Jiménez.  Quito 



Aucas

1

 1

Liga de LojaUna racha   de malos resultados aqueja a los equipos amarillos del Ecuador. Ayer, el turno fue de Aucas, que  en el estadio de Chillogallo (sur de Quito), apenas igualó 1-1 con Liga de Loja, líder de la Serie B del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol.

Los ‘orientales’, dirigidos por el colombiano Armando ‘Piripi’ Osma, saltaron al césped de su escenario con la convicción de conseguir su primera victoria en la segunda etapa del torneo y salir de la novena casilla.

No pasaron del minuto 10 y los hinchas de Aucas ya celebraban un gol. David Mathieu corrió por la derecha y centró para que el experimentado Rolando Jácome, de primera,   desubique al portero Lizandro Azcona, de gran actuación.
Fueron, sin duda, los minutos más claros que tuvo el dueño de casa a lo largo del partido.

Pero como dice un adagio popular, “la suerte del pobre dura poco”... y eso pasó con Aucas.
Cinco minutos después de la anotación, Jácome se lesionó y obligó a su  sustitución. Ingresó el ex Barcelona Diego Lara.

Esa variante permitió a los lojanos asentarse en el campo de juego y generar peligro en la portería de Omar Estrada.

En efecto, Carlos Feraud, con un remate de larga distancia (24’), anunciaba que su equipo estaba en condiciones de luchar.
El potente disparo de Feraud fue desviado por Estrada, quien provocó un tiro de esquina.

Tras el cobro, nuevamente apareció en escena Feraud, que centró desde la izquierda y se encontró con el juvenil Johny Uchuary para emparejar las acciones a los 25 minutos.

Aucas sintió el gol y buscó el desempate. Los tiros con pelota parada fueron su principal arma, pero Azcona estuvo atento para evitar la segunda anotación.
 
En la etapa final, Aucas perdió su esquema de juego. Más de 30 minutos sin generar una acción de peligro colmó la paciencia de los   1 000 hinchas, quienes pidieron la destitución  de Osma.

Como no podían ingresar a la cancha, descargaron sus iras con un minúsculo grupo de seguidores lojanos que festejaban el empate, como si fuera una victoria.
Los efectivos de la Policía Nacional impidieron que la gresca entre  hinchas se extendiera.

Mientras que los ‘orientales’, en los últimos pasajes del compromiso, ensayaron dos remates de larga distancia por intermedio de Darwin Sabando... Pero Azcona y el poste ahogaron los festejos.

Al final, ambos equipos terminaron con 10 hombres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)