18 de agosto de 2017 00:00

La asignación económica para gobiernos locales subió

glenda giacometti / el comercio El Municipio de Ambato construye un paso elevado con las asignaciones recibidas.

El Municipio de Ambato construye un paso elevado con las asignaciones recibidas. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Cuenca, Guayaquil,
Sierra Centro y Norte (I)

En el 2017, los gobiernos seccionales recibirán una mayor asignación económica respecto del 2016, si la Pro forma presupuestaria se aprueba tal como fue enviada a la Asamblea.

Según ese documento, el presupuesto asciende a USD
3 207,5 millones. En el 2016, la asignación inicial de USD 2 861,8 millones se redujo a 2 523,6 millones, luego de un nuevo cálculo.

En función de esa Pro forma, el Municipio de Guayaquil y la Prefectura del Guayas registran para este año un incremento. El Cabildo porteño recibirá USD 263 millones, es decir 10 millones más frente al 2016, informó la vicealcaldesa Doménica Tabacchi.

Aseguró que en el 2016 sufrieron una reducción de un 14% en relación con el 2015 (USD 293 millones). Sin embargo -dijo- no se afectó la ejecución de obras en la urbe. “El Municipio cuenta con otras recaudaciones para la ejecución de obras prioritarias”.

El Municipio tiene en su plan 354 obras que se están ejecutando, licitando, contratando o por inaugurar. Se destaca la construcción, ensanchamiento y asfaltado de vías, también la edificación de mercados y la dotación de servicios básicos.

En la Prefectura, este año la asignación es de USD 132 millones. El 2016 recibió USD 123 millones, un 23% menos
en relación con el 2015, cuando era de USD 161 millones.

Manuel Solano, director Financiero de la Prefectura, indicó que tras la reducción hubo menos proyectos de inversión en mantenimiento y construcción de vías, servicios y gasto en remuneración. Para este 2017 -agregó- se priorizarán proyectos de vías principales y caminos vecinales.

El Municipio y la Prefectura confirmaron que no hay atrasos ni deudas pendientes.

Las asignaciones hasta julio fueron entregadas al Municipio de Cuenca y la Prefectura de Azuay. Solo está pendiente el rubro de agosto y se prevé que se entregue a fin de mes.

Según la directora Financiera de la Municipalidad, María Fernanda Vintimilla, las asignaciones del año pasado fueron de USD 41 millones. Para el 2017 -agregó- se prevé que se mantenga el mismo valor. “Esperamos conocer cómo se aprobará la Pro forma”.

Vintimilla señaló que solo está pendiente la devolución del IVA y hasta la actualidad es de USD 5 millones. “El último pago se hizo en enero pasado”.

La Prefectura recibió USD 28 millones el año pasado, dijo el director Financiero, Jorge Arce. Para el actual período, él calculó que serán cerca de USD 30 millones. “Queremos ser optimistas y esperamos que suba la asignación con la nueva Pro forma”.

Vintimilla y Arce aseguraron que esos recursos se destinan a inversión en obras públicas, desarrollo social y programas de ambas entidades.

El Cabildo de Ambato también recibió la totalidad de las transferencias del año pasado, de USD 32 millones y 15 millones del IVA, a través de proyectos para la construcción y asfaltado de vías. En lo que va del 2017, las asignaciones se cancelaron hasta julio, menos el IVA.

Silvia Toaza, directora Financiera del Cabildo, dijo que esperan recibir la misma asignación del año pasado. “No incrementamos o disminuimos, porque aún no sabemos cuáles van a ser las asignaciones del Ministerio de Finanzas. Si el presupuesto se incrementó, esperamos tener más ingresos, pero no sabemos cuánto”.

Las autoridades del Municipio de Ibarra y la Prefectura de Imbabura respiran con tranquilidad ante el envío puntual de recursos y el anuncio de que este año no habría recortes.

El Cabildo de la capital imbabureña aprobó un presupuesto de USD 127 millones para este año, frente a los 87 millones del 2016, aseguró Arturo García, director financiero. Explicó que inicialmente se fijaron en USD 75,2 millones, pero el monto subió cuando recibieron la aprobación de un crédito de USD 52 millones del Banco Mundial para la construcción del anillo vial.

García comentó que el panorama cambió respecto del año anterior, cuando sufrieron tres recortes, que en el caso de Ibarra representó una reducción de USD 4,5 millones. “Eso obligó a replantear las inversiones y a priorizar obras. En Ibarra se ofrecieron el adoquinado de las calles y ocho polideportivos, pero se entregó la mitad”.

La Prefectura recortó en obras de riego y vialidad.

Según los alcaldes y prefectos consultados, las transferencias están al día, pues ya no se han presentado retrasos como el año pasado, debido a la crisis económica, por el bajo precio del barril de petróleo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)