22 de abril de 2016 16:35

Las aseguradoras deberán reportar semanalmente el detalle de los siniestros causados por el terremoto

Personas observan los escombros de uno de los hoteles más reconocidos de Pedernales, en Manabí. Foto: Enrique Pesante / EL COMERCIO

Personas observan los escombros de uno de los hoteles más reconocidos de Pedernales, en Manabí. Foto: Enrique Pesante / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Sofía Ramírez

Por disposición de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, todas las aseguradoras deberán presentar cada semana un detalle de los siniestros con relación al terremoto ocurrido el pasado sábado 16 de abril del 2016.

El organismo estatal, a través de un comunicado de prensa, señaló que dada la cercanía del sismo de 7,8 grados en escala de Richter, aún no se cuenta con suficiente información con respecto a los daños sufridos sobre los bienes que están asegurados (edificios, maquinarias, vehículos), así como de las personas fallecidas que contaban con seguro de vida, o los gastos de salud de quienes contaban con una póliza de este ramo. Por lo tanto, añade la Superintendencia, no es posible determinar un monto global por indemnizaciones por parte de las compañías de seguros.

La entidad sugiere a los asegurados que luego de haber atendido medidas de reparación y auxilio más urgentes, reporten en cuanto sea posible el siniestro a las compañías de seguros. Y si aún no lo han hecho dentro del plazo pactado, se debe explicar el retraso, de ser el caso.

Los avisos de siniestro constituyen solo el reporte del terremoto. Posteriormente a esto, los beneficiarios de las aseguradoras deberán presentar el reclamo formal a la compañía.

Algunas empresas de seguros están evaluando los daños de bienes asegurados en las zonas afectadas. Liberty Seguros informó que Esmeraldas y Manabí representan un 3% de la facturación total en las primas netas vendidas a escala nacional. Es decir, unos USD 2 millones.

Carlos Venegas, gerente general de Liberty Seguros, indicó que en estas zonas colocaron pólizas de incendio y líneas aliadas que incluyen cobertura de desastres naturales como terremotos, para personas, accidentes personales, automóviles y casos marítimos como buques.

Aunque todavía no precisan las indemnizaciones que tendrán que pagar, la firma está trabajando con expertos locales y extranjeros para cuantificar los daños. Para eso maneja todos los reclamos desde las oficinas en Guayaquil y Quito, debido a que su oficina en Manta se afectó a causa del sismo.

Galo Semblante, gerente general de la Reaseguradora Universal, que trabaja con 22 aseguradoras del país, explica que en estos días están levantando información para evaluar los daños y los recursos para indemnizar. Este ejecutivo explicó que de los USD 140 millones aproximadamente de seguros vendidos a escala nacional, con un cúmulo estimado de USD 45 000 millones, Esmeraldas y Manabí representarían un 10%. Esto ocurre porque los montos asegurados de mayor cuantía se ubican en Quito y Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)