19 de agosto de 2015 07:19

Asamblea de Saraguro resuelve que el paro se radicaliza

Los manifestantes en Saraguro acompañaron a Salvador Quishpe al recorrido por las calles de la ciudad llegar al puente Sininkapak por la vía Panamericana. Foto: Lilia Arias / EL COMERCIO

Los manifestantes en Saraguro acompañaron a Salvador Quishpe al recorrido por las calles de la ciudad llegar al puente Sininkapak por la vía Panamericana. Foto: Lilia Arias / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 283
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 65
Lilia Arias

En el parque central del cantón Saraguro se reunieron unas 3000 personas, entre indígenas y mestizos. Desde las 15:00 del martes, 18 de agosto, grupos de ciudadanos ocuparon las bancas del parque de la ciudad. La consigna fue mantener el paro indefinido en rechazo de la detención de las personas que han participado en las manifestaciones.

Mujeres con niños en brazos y cargados en las espaldas se hacían espacio entre los asistentes para escuchar los discursos y las resoluciones tomadas por los dirigentes. Otras, en cambio, hilaban lana de borrego de forma tradicional, pero atentas a las expresiones de sus líderes. Los hombres observaban cautelosos a sus alrededores.

El discurso de los dirigentes indígenas se empezó a escuchar desde las 14:20, por los cuatro altos parlantes que se instalaron, cerca de la iglesia matriz de Saraguro. Para Asunción Medina la resistencia es la forma de protesta que les queda. Ella reclamó por los detenidos porque en ese grupo está uno de sus vecinos.

Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe y representante indígena de los pueblos del sur del Ecuador, tomó la palabra por 45 minutos. En su intervención hizo alusión a los atropellos del Gobierno de Rafael Correa y a los desaciertos en su forma de dirigir el país. Anunció que continuarán en pie de lucha y que no se doblegaran. Quishpe cumplió con su agenda de reunirse con las bases de comunidades indígenas de las provincias de Zamora Chinchipe, Loja y Azuay.

Pasadas las 17:45, Quishpe acompañado con la comitiva, que se dio cita en el parque central, caminaron por las calles centrales de Saraguro y luego se dirigieron hasta el puente de Sininkapak, ubicado a unos dos kilómetros del centro poblado. A su paso los ciudadanos lo aplaudían y le daban muestras de respaldo. Quishpe tomó un vehículo para dirigirse a otra reunión programada en Cuenca.

El resguardo de la fuerza pública se desarrolló en la vía panamericana que une a Loja y Azuay, aunque la vía fue obstaculizada por unos minutos por los manifestantes, no hubo enfrentamientos con los uniformados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (4)