14 de agosto de 2016 09:22

La Asamblea refleja una baja aceptación

102 de 137 legisladores pueden postular para la reelección en febrero del 2017. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

102 de 137 legisladores pueden postular para la reelección en febrero del 2017. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 73
Mario Alexis González

La desaprobación a la gestión de la Asamblea aumentó un 16% en nueve meses, según la encuesta realizada por Cedatos a 2 122 personas, en 23 provincias.

Y las cifras no favorecen al Legislativo también en el estudio realizado el 4 de julio por Perfiles de Opinión, a 918 personas en Quito, Guayaquil y Cuenca. El 49% califica a la gestión como mala y solo el 2,5% como muy buena. Se hizo en julio pasado, mientras que la de Cedatos, en abril.


Luis Verdesoto, analista político, dice que el resultado de las encuestas refleja la falta de debate y de fiscalización que ha mostrado la Asamblea.
 Santiago Basabe, docente de estudios políticos en la Flacso, agrega que la crisis económica ha jugado también en contra. Sobre todo porque la oposición ha sabido endosarla al ­Régimen, acusándolo de un excesivo gasto público. Lo que también -dice- ha pasado factura a la Asamblea.


En el oficialismo las cifras no han despertado preocupación, según Marisol Peñafiel, legisladora de Alianza País. Menciona que las encuestas responden a los intereses de quienes las hacen. 
Por eso, también descarta que a propósito de la divulgación de esas encuestas, un sector del oficialismo intente reposicionar la imagen de figuras que suenan como posibles candidatos de las elecciones del 2017.

El caso de las cuñas en redes sociales que la presidenta Gabriela Rivadeneira ha difundido o las fotos de la recolección de firmas de Soledad Buendía, para el colectivo Rafael Contigo Siempre.


Gabriel Rivera, también de las filas de AP, aclara que estas acciones son “una muestra de la alegría” y del trabajo de sus compañeras. Mientras que la oposición “continúa amargada al ver que no sube en las últimas encuestas”.


De los 137 legisladores en funciones, 102 pueden reelegirse. Los otros 35 podrían hacerlo si es que se deroga la transitoria constitucional que se los impide. Hay un intento de 
referendo en marcha del colectivo Rafael Contigo Siempre.
 Rivera dice que las cifras sobre la calificación de la gestión del Legislativo deben leerse también en el contexto internacional.

Esto porque, si bien a escala local pueden parecer bajas a simple vista, al ser comparadas con otros países de la Región aún son altas.
Cita el estudio 2015 llamado ‘Latinobarómetro’. Pero en esa encuesta no se hace la misma pregunta sobre gestión. Ahí se consultó a las personas si se sentían representadas por el Parlamento.

El 23% de los 
1 200 consultados contestó de forma afirmativa. 
Uruguay logró las mejores calificaciones con 45% y Perú (8%), las más bajas.
Según el registro de Cedatos, el Legislativo tuvo una mayor aceptación cuando empezó su período. En mayo del 2013, solo el 37% de la gente lo desaprobaba. Basabe dice que este es un proceso normal en los países con gobiernos de elección popular. Explica que luego de un proceso de elecciones, las personas tienen esperanza de un cambio político en el país y con el paso del tiempo los números tienden a bajar.


El descenso en la aceptación de la gestión del Parlamento en los últimos nueve meses coincide con el trámite y aprobación de normas polémicas.
En diciembre, por ejemplo, la Asamblea aprobó un paquete de enmiendas constitucionales con las que se garantizó la elección indefinida, que rige desde mayo del siguiente año. Y, tras el terremoto, se tramitó una ley con alzas tributarias.


Ramiro Aguilar, legislador independiente, cree que la gente se ha dado cuenta de que el Legislativo es sumiso con el Ejecutivo y trabaja con base en una agenda impuesta.
Según el Observatorio Legislativo, 31 leyes de las 49 que se han aprobado en el actual período han sido iniciativas de la Función Ejecutiva.


Aguilar dice que le preocupa que los ciudadanos no diferencien entre los asambleístas por su partido o su labor. Considera que se hace un paquete y eso va a jugar en contra de todos los que busquen la reelección en el 2017. 


Antonio Posso (Avanza), por otro lado, dice que en el momento de ir a las urnas las personas “reflexionarán” su voto y se irán por el lado contrario al actual Régimen, ya que bajo su dirección, la Asamblea “ha caído tanto en aceptación”.


Con esto coincide Basabe. “La Legislatura es una cosa global para analizar su gestión, pero en un momento electoral, la definición del voto de la gente se da en relación a la estrategia política de los candidatos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (8)