9 de mayo de 2016 10:41

Argentina elimina oficina clave para la búsqueda de bebés robados en la dictadura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 55
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia AFP

La organización humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo denunció la eliminación de una oficina clave del Estado para la identificación de niños robados durante la dictadura (1976-1983) y reclamó al presidente Mauricio Macri su inmediata reposición.

Se trata de la dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad, donde funcionaba el llamado Grupo Especializado de Asistencia Judicial (AGEAJ) para la extracción de muestras de sangre que sirven para el cotejo de ADN para la identificación de hijos de desaparecidos.

“Este área ocupaba un rol muy importante en el relevamiento documental y en la producción de informes para asistir a las investigaciones judiciales por los crímenes de lesa humanidad”, indicó Abuelas en un comunicado.

El organismo estima que unos 500 bebés fueron robados al nacer en cárceles clandestinas y luego entregados bajo otra identidad. Su trabajo ya permitió recuperar a 119.

La modificación salió a la luz a través de la publicación del nuevo organigrama del ministerio de Seguridad el viernes último.

El AGEJ había sido creado a instancias de Abuelas para impedir que la toma de muestras de sangre quedara en manos de fuerzas de seguridad “que en muchos casos actuaban en complicidad con los apropiadores, fraguando muestras para tornar imposible las restituciones”, sostuvo el organismo.

Abuelas destaca que el AGEAJ “fue materia del Acuerdo de Solución Amistosa entre Abuelas de Plaza de Mayo y el Estado Nacional, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos” en 2009.

“Las decisiones tomadas en la órbita del Ministerio de Seguridad implican un grave retroceso en los estándares alcanzados por el Estado Nacional en materia de investigación y juzgamiento en crímenes de lesa humanidad que lo tornan responsable internacionalmente”, sostuvo.

Por ello Abuelas instó al presidente Macri a “que tome las medidas necesarias para dar marcha atrás con la grave decisión”.

De lo contrario, la organización humanitaria amenaza con denunciar esta medida ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el incumplimiento que supone del gobierno nacional esta solución amistosa acordada en 2009.

Este no es el primer cruce entre el organismo y el gobierno de centroderecha de Macri, asumido el 10 de diciembre.

La remoción en enero del nieto recuperado Horacio Pietragallia Corti como presidente del Archivo Nacional de la Memoria que funciona en la exEsma, la mayor cárcel clandestina que tuvo la dictadura, también había causado cortocircuitos con Abuelas.

Otro impasse se produjo por la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el 24 de marzo, en coincidencia con el aniversario del golpe de Estado, y su eventual recorrido junto a Macri por la exEsma que nunca se concretó.

El organismo mantuvo un diálogo fluido con los gobiernos precedentes de centroizquierda de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)