16 de enero de 2016 00:00

Las ‘apps’ ayudan con las facturas electrónicas

La empresa Alterbios desarrolló dos sistemas para emisión y recepción de facturas digitales: Quinde Fee. Foto: FOTO: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

La empresa Alterbios desarrolló dos sistemas para emisión y recepción de facturas digitales: Quinde Fee. Foto: FOTO: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Sofía Ramírez
Redactora (I)
sramirez@elcomercio.com

Quedan pocos días para que el contribuyente organice las facturas para presentar el anexo de gastos personales para el pago del Impuesto a la Renta (IR) del 2015. El mercado ofrece algunas aplicaciones para que esta tarea no sea un dolor de cabeza.

La información del anexo debe presentarse en febrero, según el noveno dígito de la cédula o RUC.

La mayor complicación de Ana María Helou para este trámite ha sido la organización de los comprobantes digitales.

El año pasado perdió tres facturas electrónicas de las 80 que le llegan en promedio a su correo. Por eso, este año abrió una cuenta alterna de ‘email’ para gestionar sus comprobantes. Esto le ahorrará tiempo a la hora de presentar a tiempo sus anexos de gastos.

Desde marzo de 2014, el Servicio de Rentas Internas (SRI) dispuso que todo el sector público y, hasta ahora, una parte del sector privado emitan comprobantes electrónicos de manera obligatoria. Pero también hay firmas pequeñas que se están sumando a este proceso de manera voluntaria.

Esto se convirtió en una oportunidad para compañías de soluciones tecnológicas, que vieron en la creación de aplicaciones móviles un nuevo nicho de negocio.

Mauricio Endara, gerente general de Alterbios, firma que se dedica al desarrollo de software empresarial, comercial y sistemas de facturación electrónica, presentó el portal Quinde Fee hace tres años.

Unas 80 empresas utilizan esta plataforma, que también maneja retenciones, notas de ventas y otros documentos de carácter tributario.

El sistema permite que las empresas distribuyan las facturas electrónicas hacia sus clientes, con notificaciones vía correo electrónico.

Además, facilita el ingreso a los portales específicos que están cargados en las páginas web de estas industrias, para que el usuario revise sus facturas digitales.

En octubre del año pasado, Alterbios lanzó la aplicación para teléfonos celulares y tablets: Quinde Fee Móvil. A través de esta ‘app’, cualquier persona puede ordenar y guardar las facturas en la nube y recibe las notificaciones por correo electrónico.

Este servicio no tiene costo de descarga y se puede usar en equipos con sistema Android como en IOS (para iPhone). Para manejar la aplicación, sin embargo, es necesario registrarse en Quinde Fee.

Si bien en el mercado, la mayoría de soluciones envían las facturas al correo electrónico, otras facilitan organizar los gastos por categorías.

Factura Box, por ejemplo, tiene este componente. La aplicación administra solo facturas electrónicas, notas de crédito, débito, retenciones, guías de remisión por fecha de emisión, proveedor y consumo. Estas se almacenan en un correo electrónico de FacturaBox que el usuario debe crear.

Y también da la posibilidad de dividir los gastos de una sola factura por categoría. Juan Egüez, representante de esta firma agrega que para usar la ‘app’, existen dos planes. El primero es gratis, y solo sirve para organizar las facturas por tipo de consumo.

Y el plan ‘premium’, que cuesta USD 5 mensuales, además de administrar las facturas también organiza los gastos personales, formas de pago, custodian la información durante siete años, y permite el ingreso de facturas físicas. Desde el 2013, Factura Box maneja 120 000 comprobantes electrónicos.

Para el sector de pymes y microempresas también hay sistemas que ayudan a emitir las facturas. Stupendo tiene una característica esencial: es ‘self service’, es decir que el emprendedor puede acceder al portal web para administrar las facturas.

Lo anterior evita la contratación de asesores o contadores, y optimiza costos. Este servicio tiene precios que van desde los USD 65 a 465 mensuales.

La diferencia en valores es por el número de documentos que se puede emitir, menciona Hartmut Bock, gerente de Stupendo, empresa que está en el mercado 12 años.  En el plan básico se envía hasta 300 documentos digitales, y en el último hasta
5 000.

Aunque en el país, el sistema propuesto de facturación digital del SRI tiene aceptación en el sector empresarial, los contribuyentes todavía deben imprimir las facturas digitales. Ivonne Albuja, administradora del local Ucachuco ubicado en los exteriores del SRI, en el norte de Quito, sostiene que los clientes a quienes asesora le entregan impresas las facturas digitales para la presentación del anexo.

Desde el 8 de enero pasado, el contribuyente puede presentar el anexo de gastos personales en línea, disponible en la web del SRI.

En lo que va de este año se han emitido entre 2 millones y 3 millones diarios de comprobantes digitales en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)