28 de January de 2010 00:00

El aporte ciudadano para la seguridad aumentó en Cuenca

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca
cuenca@elcomercio.com

El Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca (CSC) financia su trabajo con la Tasa de Seguridad Ciudadana. En 2008, con la emisión de 113 369 títulos de crédito emitidos a propietarios de predios de la urbe ingresaron USD 1,2 millones. En 2009 fueron alrededor de USD 1 250 000.

Esta tasa es un impuesto que se creó mediante Ordenanza municipal en 2002, con el CSC. Los contribuyentes son los propietarios de predios de la zona urbana y periférica de Cuenca. Se paga junto al Impuesto Predial.

Un patrullaje aéreo
Desde hace una semana   sobrevuela el Austro un helicóptero  de la Policía. Según el gobernador azuayo, Leonardo Berrezueta, una parte de la Tasa de Seguridad Ciudadana se destinará para la coordinación del uso del helicóptero, pero no para la parte operativa. 
El manejo del helicóptero está a cargo del Distrito de Policía y hará 60 horas de vuelo al mes en patrullajes preventivos. Cada hora representa una inversión de USD 400 en combustible. La nave tiene capacidad para dos tripulantes y dos pasajeros.La actual administración del Consejo de Seguridad Ciudadana prevé  crear un observatorio de seguridad  para que los datos delictivos se concentren como fuente única en esta entidad y sean considerados oficiales. 
Un total de 500 000 llamadas receptó el sistema de emergencias 911 de la capital azuaya durante el año pasado. De esta cantidad,  solo 13 000 fueron emergencias reales.

El pasado 6 de enero, el presidente Rafael Correa dijo no estar de acuerdo con esa tasa, mientras el alcalde, Paúl Granda, le explicaba la iniciativa. “La seguridad es obligación del Estado central y la ciudadanía no tiene por qué pagar más impuestos”.

El CSC es un organismo técnico con autonomía administrativa, operativa y financiera. Su función  principal es planificar y coordinar con las entidades vinculadas con la seguridad.

Ese día, Granda le explicó al Presidente que los recursos conseguidos a través de esa tasa se  invirtieron  en la compra de 30 cámaras para el sistema de videovigilancia que hay en la ciudad. También para el  pago de servicios básicos (luz, agua y teléfono) de las 50 unidades de Policías Comunitarias (UPC).

Con ese dinero se aportó para la compra de  patrulleros y motocicletas para la Policía,  para actividades logísticas de las organizaciones barriales y combustibles para la operatividad de los patrulleros en tiempos de mayor incidencia delictiva.

Sin embargo, Rosa Matute, presidenta de la Asociación de Vendedoras del Mercado 9 de Octubre, dijo que en el sector hay más de 200 delitos menores al día, pese a que existen dos cámara de videovigilancia en las calles Sangurima y Mariano Cueva y Hermano Miguel y Lamar. “No se ha logrado detener a los culpables”.

Otra moradora del sector de la 9 de Octubre,  Ana Chuiquiguana, señaló que las cámaras de videovigilancia no son la solución. Por ello, su negocio lo tiene con alarma. “Eso me ayudó a evitar algunos robos”. 

Según Marcelo Sánchez, quien asumió la Dirección del CSC el pasado 4 de enero,  no hay cifras exactas de los gastos.  “En el último año hubo más gastos administrativos  (sueldos de los 14 operadores y ocho administrativos enrolados) que operativos.

En lo último, por ejemplo, se invirtieron  recursos para el mantenimiento de las cámaras de videovigilancia y de la Central de Emergencias 911.

Pese a que no dio cifras, Sánchez admitió que tampoco el Municipio  transfirió la totalidad de valores recaudados por la tasa.

Para Wilson Muñoz, edil  y presidente de la Comisión de Seguridad, el CSC es un ejemplo en el país. Autoridades de Ambato, Latacunga y Machala  pidieron  información de su trabajo.

Él señaló   que las declaraciones del Presidente fueron apresuradas e hicieron daño, porque hubo rechazo por parte de varios cuencanos, para pagar la tasa.



USD 1,3 millones
se tienen previsto  recaudar  este año por el cobro de la Tasa de Seguridad en Cuenca.

Sánchez defendió esa tasa porque se invirtió en  mejorar la seguridad. Puso como ejemplo  las cámaras instaladas en zonas  estratégicas (Centro Histórico, feria libre El Arenal, Totoracocha y El Ejido). Según él, con estos equipos se  captaron  delitos y en otros casos es material importante para las investigaciones de la Fiscalía.

Sánchez aseguró que  solo en lo que va de este mes, la Fiscalía pidió al CSC seis grabaciones que se convirtieron en pruebas   de delitos. Él  prevé invertir este año USD  1,3 millones en la compra de más equipamiento para la Policía, Bomberos y Cruz Roja y para  remodelar  controles policiales.

Para Muñoz, el Régimen debe ofrecer más apoyo. Él reconoce que es una visión equivocada decir que en Cuenca no pasa nada  y que la incidencia delictiva es cuestión de apreciaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)