8 de December de 2009 00:00

Un año más sin el niño malo de Hollywood

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los Ángeles.  DPA

Cuando hace 20 años John Cassavetes se murió de cirrosis, el cine estadounidense perdió uno de los marginados más meritorios de Hollywood. Con novedosos dramas independientes como ‘Shadows’, ‘Faces’ y ‘Husbands’ dejó su marca como director y guionista del cine independiente.



HOJA DE VIDA
 John Cassavetes
Nació en   Nueva York,  Estados Unidos, 9 de diciembre de 1929, de padres  inmigrantes  griegos.
En la década  de los setenta  realiza las tres que son consideradas sus mejores películas:  ‘Una mujer bajo la influencia, ‘The Killing of a Chinese Bookie’  y  ‘Noche de estreno’. Filmó en  total  12 películas.

Sus contenidos eran problemas psicológicos y cuestiones sobre las relaciones; su firma, la cámara en movimiento, la renuncia a trucos técnicos y los diálogos acabados. Cassavetes dejaba a los actores improvisar. Cuando murió en febrero de 1989 en Los Ángeles, tenía 59 años. Mañana   se cumplirán 80 años de su nacimiento en Nueva York como hijo de inmigrantes griegos. Además de una docena de obras como director y actor, Cassavetes dejó tres hijos que siguieron su ejemplo.

Tras su paso por  el Academy of Dramatics Arts, la carrera de Cassavetes comenzó  en distintos teatros neoyorquinos. Después de sus primeros papeles para televisión, Hollywood descubrió en 1953 al joven actor. Sus papeles  en ‘Edge of the City’, ‘The Dirty Dozen’ y  ‘Rosemarie’s Baby’ le permitieron juntar el dinero suficiente para sus propios proyectos.

Desde su debut como director en ‘Shadows’ (1960), una película en gran parte improvisada y auténtica sobre la escena bohemia neoyorquina, Cassavetes mostró su estilo innovador. Ya la forma de producción era inusual: el filme surgió con la colaboración de un taller para actores, no había un guión trabajado, lo que sería típico de su  obra fílmica ulterior.

Sus siguientes dos películas ‘Too Late Blues’ (1961) y ‘A Child Is Waiting’  (1963) fueron producidas en los grandes estudios, pero tras desacuerdos con los financieros y los jefes, el rebelde Cassavetes   decidió  volver a jugar solo.

La actriz Gena Rowlands, con quien estuvo casado hasta su muerte, hizo su primera actuación para su marido en el drama de psiquiatría infantil ‘A Child Is Waiting’. Actuó en 10 de sus películas.  Peter Falk también rodó seis filmes con Cassavetes. ‘A Woman Under the Influence’ (1974), un análisis crítico de una familia promedio estadounidense, reunió a Rowlands y Falk.

En ‘Faces’, Cassavetes aporta un estudio sobre la monotonía de un matrimonio de muchos años. ‘Husbands’ trata sobre la vida de varios hombres casados, que tras un entierro se emborrachan y se dan cuenta de lo aburridas que han sido sus vidas.  Por ‘Gloria’, la historia de la novia de un gángster que se pelea con una banda de asesinos para rescatar un niño, Cassavetes recibió el León de Oro del Festival de Venecia, en 1980.

“La vida significa suicidios, divorcios, niños golpeados, pero el amor es una corriente que nunca se interrumpe”, se dice en el filme ‘Love Streams’, que en la Berlinale de 1984 recibió  un Oso de Oro. En 1987 Cassavetes filmó su última película, ‘Big Trouble’, una comedia criminal de humor negro.

Para ‘She’s so Lovely’ escribió el guión, que su hijo Nick llevó a la pantalla con Sean Penn, ocho años después de la muerte del padre.  Sobre su gusto  por los dramas, el rebelde Cassavetes una vez dijo: “Al principio quería rodar comedias de Frank Capra. Pero nunca logré hacer otra cosa que estas extrañas, duras películas. Uno es simplemente lo que es”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)