25 de noviembre de 2017 00:00

Ana Carolina se ausentó por cinco años y volvió para ser Reina de Quito

Ana Carolina Carvajal tiene 25 años. Es productora de moda, carrera que estudió en Argentina. Además ha trabajado en Brasil. Foto: EL COMERCIO

Ana Carolina Carvajal tiene 25 años. Es productora de moda, carrera que estudió en Argentina. Además ha trabajado en Brasil. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 87
Triste 3
Indiferente 14
Sorprendido 3
Contento 53
María Belén Merizalde

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La joven quiteña Ana Carolina Carvajal, de 25 años, ojos verdes y sonrisa amplia, confiesa que aunque trabajó duro para conseguir ser la Reina de Quito, no estaba segura de poder lograrlo. “Las chicas con las que participé son tan extraordinarias, que incluso tenía mis favoritas”, comentó.

El jueves, 23 de noviembre del 2017, en la noche, tras ser proclamada como soberana de la ciudad, tomó un descanso de dos horas y a las 04:30 inició su primer día como reina de los quiteños.

Su agenda estuvo llena de entrevistas en medios de comunicación. Allí aprovechó para comentar cuál será el proyecto que abanderará durante su año de gestión.

La joven busca potenciar los programas que impulsa la Unidad Patronato San José, para conseguir que más quiteños se conviertan en voluntarios. “Es un proyecto inclusivo, para que cada persona desde sus distintas profesiones pueda involucrarse en el trabajo que hace el Patronato”.

Entre las primeras actividades que cumplió la reina de Quito, Ana Carolina Carvajal fueron las entrevistas con los medios de comunicación. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO


Tomó un descanso para desayunar. Eligió un pequeño restaurante en la avenida 18 de Septiembre y Amazonas, en el centro–norte de la ciudad. Luego de ver el menú pidió un tigrillo, pero sin chicharrón, pues es vegetariana. Su plato favorito es el cebichocho.

Sin embargo, desde hace cinco años no había probado las delicias que ofrece la capital. “Salí a estudiar mi carrera en Argentina, allí me ofrecieron trabajo y me quedé. Luego me salió una oferta en Brasil y fui para allá, pero extrañaba mucho mi país y regresé”.

Por cuestiones familiares tuvo que ir a vivir en Guayaquil y fue allí donde tomó la decisión de inscribirse en el certamen. Nadie de su familia sabía que estaba tras la corona de Quito, pero cuando recibió una llamada en la que le informaron que estaba dentro de las 10 candidatas, tuvo que comentarles a sus padres. Dejó su trabajo, su novio y armó maletas para viajar a la capital. Asegura que su corazón estaba ansioso por regresar a su tierra.

“Mi motivación para participar y trabajar por mi ciudad fue mi abuelo, que aunque no lo conocí, sé que entregó su vida por el país”. Ella es nieta del coronel Edmundo Carvajal, reconocido aviador que abrió rutas al Oriente ecuatoriano.

Sostiene que solo el amor que se tiene al lugar en donde se nace permite a la gente hacer cosas grandes. Por ello asegura que durante su reinado dedicará todo su tiempo a trabajar en los proyectos del Patronato San José y de la Fundación Reina de Quito.

Durante el mes de preparación, ella y las otras nueve candidatas formaron un grupo de amigas y se comprometieron a trabajar en el empoderamiento de las mujeres. “Las mujeres estamos para apoyarnos”.

Está consciente y comprometida con todos los retos que le esperan, pero siente una gran satisfacción porque asegura que podrá ayudar a las personas más vulnerables de la ciudad.

Para los primeros meses tiene un primer desafío: aprender a manejar, para poder movilizarse en el auto que es uno de los premios del certamen.

La Corte de Honor está conformada además por María José Reyes, quien fue elegida señorita Patronato; Daniela Romero, señorita Confraternidad, y Simone Serrano, señorita Simpatía.

Sarah Garcés, reina de Quito saliente fue quien entregó la corona a la nueva soberana. Horas antes de la gala, la joven expresó su molestia por no poder pronunciar su discurso de despedida durante el evento.

Garcés comentó que solo le permitieron grabar un video de un minuto para exponer las actividades que realizó durante su año de gestión y lo consideró como una falta de respeto por no poder rendir cuentas a los quiteños sobre su trabajo.

Indicó que no fue ella quien realizó el llamado para que las jóvenes se inscribieran en el concurso y que tuvo pocas oportunidades de conversar con las candidatas. A pesar de ello expresó sus buenos deseos para su sucesora. “Espero que disfrute mucho de este año, que se entregue con corazón y alma a la ciudad”.

María Fernanda Pacheco, titular del Patronato Municipal San José, se refirió a las declaraciones de Sarah Garcés y Angie Vergara, exreinas de Quito. Ambas se quejaron porque no se les permitió dar sus discursos de despedida.

Pacheco señaló que en el evento de elección sí se proyectó el discurso a través de un video. “Lamentamos que el trabajo sea enfocado solo en el número de minutos, en televisión y más en horario prime, no se puede contar con más tiempo”, comentó Pacheco.

Vida

La reina Ana Carolina Carvajal tiene 25 años. Es productora de moda, carrera que estudió en Argentina. Además ha trabajado en Brasil.

Su proyecto

Fomentará el voluntariado en las actividades sociales que realiza el Patronato San José, enfocado en los niños y en las personas de la tercera edad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (52)