31 de agosto de 2015 12:00

La AMT dice que la Policía debió garantizar los derechos de agente de tránsito filmado tras su detención

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 165
Triste 24
Indiferente 14
Sorprendido 15
Contento 36
Evelyn Jácome

El video se volvió viral en las redes sociales. En las imágenes aparece un agente metropolitano de tránsito supuestamente involucrado en un acto de corrupción. Se ve al uniformado llorando, quebrantado, cuando supuestamente admite haber recibido una coima tras ser interrogado, boca abajo, por policías.

El hecho ha generado distintas reacciones entre la gente. Este lunes 31 de agosto del 2015, Julio Puga, jefe de operaciones de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), dijo a EL COMERCIO que no se permitirán actos de corrupción entre sus agentes, pero al mismo tiempo señaló que la divulgación del video por las redes sociales es una clara violación a los derechos del uniformado implicado en el caso.

Puga recordó que la Constitución contempla el respeto a la presunción de inocencia, hasta que un juez se pronuncie: “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. La persona que subió ese video vulneró ese derecho y no le dio la posibilidad de demostrar su inocencia al involucrado. Al subir esas imágenes a las redes sociales estamos ya culpándole de un hecho que aún no ha sido juzgado por la autoridad competente”.

Para Puga, al tratarse de un procedimiento policial, la misma Policía debió asegurarse de que el agente de tránsito no fuera filmado después de su detención ni interrogado de esa forma, sin presencia de un abogado. La legislación contempla que la autoridad policial tiene el deber de informar al detenido la razón de la aprehensión y su derecho a la defensa. Puga

Sin embargo, el jefe de la AMT dijo que si en sus filas hay problemas de corrupción, la unidad de asuntos internos será la encargada de llevar los procesos administrativos pertinentes.

Al momento, ya se analiza este caso en particular. “Si se determina que el procedimiento del agente no fue el adecuado será separado inmediatamente de la agencia", dijo Puga, quien reiteró la importancia de respetar el debido proceso.

El agente implicado en este caso está en manos de la autoridad judicial. Puga dijo que se encuentra detenido por lo que no se encuentra desempeñándose como uniformado.

Aseguró, además, que el personal es sometido a permanentes evaluaciones y que se valora su capacidad, sus actitudes psicológicas, técnicas y su conocimiento.

La Agencia Metropolitana de Tránsito cuenta con 2 000 miembros operativos. Esta es la primera denuncia relacionada con este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (83)
No (43)