26 de January de 2010 00:00

‘Amor sin escalas’ convocó a la reflexión de los cinéfilos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Espectáculo

El Globo de Oro por mejor guión que obtuvo la película ‘Amor sin escalas’ fue lo que motivó a Patricia Miranda, de 19 años, a comprar el boleto para esta película. Aunque tenía previsto asistir con su madre, a la función de las 16:45 ya no encontró cupo.

Todas las entradas ya se habían vendido.



Más sobre la cinta
Al director  canadiense    Jason Reitman le tomó cerca de  siete años concretar el guión de la cinta.
Algunas de las    locaciones de la película se realizaron en las ciudades estadounidenses  San Luis Missouri y Detroit.
A excepción de los   actores de la película gran parte de los que aparecen en la  película eran personas que realmente    viajaban a alguna parte del mundo.


La siguiente función en Supercines empezó a las 19:15 y la fila para ingresar a la sala era larga. Santiago Peyeregui, un joven colombiano, se integró a la hilera con su esposa. “De seguro esta es la fila para la película, hay tantas mujeres, ¿será que todas  querrán ver a Clooney?”. 

Paula Armendáriz sí estaba allí por el actor estadounidense, George Clooney, que protagoniza esta película del director canadiense Jason Reitman. “Me encanta Clooney, es guapo y un buen actor”.

Clooney representa a Ryan Bingham, quien trabaja para una compañía que se encarga de llevar a la práctica la reducción de
personal de otras compañías.

Un trabajo difícil para cualquier neófito, pero pan comido para Bingham, un ejecutivo adicto a su trabajo.

Aunque la película no es en sí un comedia, los   momentos dramáticos no faltan;  los asistentes rieron , sobre todo en la escena en la que el protagonista Bingham intenta convencer al novio de su hermana de contraer nupcias con ella, ya que este se arrepintió minutos antes de la boda.

La escena causó hilaridad, porque Bingham no era partidario de las relaciones estables y peor aún de formar una familia. Estas escenas de la cinta contrarrestaban con otras, donde el actor despedía a decenas de personas, en diferentes países y de diversas empresas.

Para Yolanda Burbano, el drama de cada empleado despedido fue lo que más le impactó. “Nadie sabe cómo le puede afectar a una persona quedarse sin trabajo de la noche a la mañana. 

Eso no solo ocurre en Estados Unidos, también en nuestro país”. 

La noticia de los despidos es percibida de distintas maneras: algunos lloran, otros reaccionan de forma violenta y hay una mujer que se quita la vida. Este último hecho llevó a la compañera de trabajo de Clooney, protagonizada por Anna Kendrick, a dejar el empleo para el cual recibía entrenamiento.

A Carmen Landeta la película le dejó una lección. “El trabajo no es lo más importante en la vida de las personas, sino la parte afectiva, sus sueños”.

Su hija, Miriam Egas, coincidió con su madre y recalcó que  hay que dedicarle tiempo a ser feliz.  Y es que pese al éxito que alcanzó Ryan Bingham en el campo profesional, al final de la cinta se queda  solo. Su  aspiración fue         obtener una tarjeta que certificase  que había volado 16 millones de kilómetros.
    
Muchos espectadores no dejaron de pensar en la dura coyuntura que vive hoy Estados Unidos, donde los despidos por la crisis económica ocurrían todos los días. Los emigrantes latinos fueron los más afectados por esta difícil situación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)