14 de February de 2010 00:00

Los amigos no cobran por horas extras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Jóvenes

Daniela no le compró un regalo de San Valentín a su amiga   Gabriela, ni Rodrigo le  regalará una tarjeta a Sebastián y quizá  María no le dé un abrazo a   Ramón... Son amigos desde hace bastante tiempo y nunca les ha importado festejar el Día de la Amistad.

Para mostrar cariño están todos los días del año. Eso está   clarísimo  para  un grupo de siete panas de la U.  de las Américas. Ellos se sientan en el piso para conversar, juegan carga montón y, a veces, discuten y piden  disculpas.

A Sebastián Touma no le cuesta dar un abrazo a  sus panas. “A pesar de lo que la  gente piensa, entre  hombres  somos muy cariñosos”.  Si hay peleas, lo que nunca puede pasar es golpear a un pana. “Y que  quede claro que el alcohol no es la base de la amistad”. 

Este grupo se conoció en la ‘U’ cuando  todos eran nuevos. “Yo le pregunté  al Sebas ¿de dónde eres?  y de ahí nos seguimos llevando. Vamos a las casas de uno y de otro, compartimos desamores, nos apoyamos en todo”,  dice Rodrigo Maldonado.

Así es como duran las amistades.  Gabriela Arízaga y Daniela Guevara comparten la colación, se dan consejos y van a todo lado juntas desde hace ocho años. Cada una estaba en diferentes grupos de panas. “Pero  todos  se peleaban. Así que las dos nos descolamos y desde ahí somos amigas”, cuenta Daniela. 

Su amistad perduró pese a que ‘Dany’ se fue dos años a vivir en Salinas. “Hablábamos por teléfono y cuando estaba de vacaciones en Quito la iba a visitar”. 

Entraron a la  misma universidad, pero Daniela  eligió  diseño de interiores y  ‘Gaby’  parvularia. “Somos muy diferentes. Ella es introvertida y yo hablo  mucho, pero la ‘Gaby’ es la única que sabe todas mis cosas”.    

Según otros,   en cambio,  “las discusiones son parte de la amistad, no las peleas”, como dice Alexandra Troya. Para ella, si no tienes amigos te sientes muy vacío. “Pero amigos de verdad se cuentan con los dedos”, dice la joven.

Durante los recesos de la universidad,  se encuentra con Camila Carreño, y Andrea Oña, quienes  siguen diferentes carreras. Una de las cosas más importantes para Alexandra es la entrega. “Una amiga estaba en el hospital, muy enferma y yo dejé todo para ir a cuidarle”.

Ese mismo sentimiento movió a  Juan Carlos Loza cuando su amigo tuvo problemas de drogas. “Hasta me amenazaron de muerte. Pero creo que un amigo es como un hermano e incluso podría dar la vida”.

Para hablar de amistad no hay géneros. Johana Peñaherrera y Andrés Jiménez son muy  panas y nunca ha pasado nada.

Por eso Andrea Oña dice:  “Los amigos son como una familia que se elige. Son parte de tu vida y es lo mejor que te puede pasar cuando estás en problemas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)