5 de febrero de 2016 10:36

La amenaza de bomba en el edificio de Unidades Judiciales fue falsa alarma

Los alrededores de la Unidad Judicial están cerrados al tránsito. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

Los alrededores de la Unidad Judicial están cerrados al tránsito. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 9
Diego Bravo

Una falsa alarma de bomba se reportó la mañana de hoy, 5 de febrero del 2016, en el edificio de las Unidades Judiciales de Garantías Penales, ubicado en la avenida 6 de Diciembre y Juan Ramón Roca (centro-norte de Quito).

Luego de los procedimientos respectivos, el tránsito por el sector se habilitó. Por cerca de una hora, hubo desvíos en esta parte de La Mariscal, donde se ubican las instalaciones judiciales.

¿Cómo ocurrió el hecho? El teniente coronel Ramiro Jaramillo, jefe de la escolta judicial, manifestó que a las 08:10 aproximadamente se registró una llamada telefónica en la que amenazaron que se había sido instalado un explosivo en el inmueble.

La funcionaria que contestó la llamada telefónica contó que un hombre llamó de forma anónima para amenazar. Él había dicho que "puse una bomba y que todos nos íbamos a incendiar por el daño que habían hecho".

En ese momento, el personal que trabaja en esa dependencia fue evacuado y se comunicaron con la Policía Nacional. De inmediato, un equipo antiexplosivos llegó al sitio para inspeccionarlo.

"Se montó un cerco policía. el Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y sus canes realizó una revisión minuciosa para detectar partículas de explosivos. La inspección se hizo desde el subsuelo hasta el último piso", manifestó Jaramillo.

A las 09:30 finalizó el trabajo del GIR y se comprobó que era una falsa alarma de bomba. A las 09:30 se retiró el cero policial y las actividades se retomaron en las Unidades Judiciales de Garantías Penales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)