30 de November de 2009 00:00

Alrededor de la plaza de toros se registraron problemas de tránsito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El sábado pasado empezó la feria taurina en la plaza de toros de Iñaquito. Ese día también se registraron problemas de circulación vehicular en la av. América, en el distribuidor de La Y, en la Gaspar de Villarroel y en la av. Amazonas.



Otros sitios de tráfico
Ayer, a las 08:00,  la Policía bloqueó varias calles cercanas a la av.Teniente Hugo Ortiz, ahí fue el Desfile de la Confraternidad.
El sábado   se realizaron trabajos de asfaltado en la calle Fernando Ayarza, que une a las avs. González Suárez y Eloy Alfaro. Las obras  generaron congestión en la media mañana, cuando el tráfico en el sentido sur-norte entre esas dos avenidas fue desviado hacia la calle Bosmediano.“Hay tráfico y eso que es sábado. En los días laborables la situación empeorará como otros años”, dijo Manuel Torres, uno de los conductores que estuvo atrapado en un trancón en la Gaspar de Villarroel, el sábado, al mediodía.

En la avenida América, se podía ver filas de vehículos, en sentido sur-norte,  desde la intersección con la avenida Naciones Unidas desde las 11:00 del sábado.

Ayer, el tránsito no fue tan lento como el sábado. La Policía y el Municipio ejecutan, desde el sábado, un operativo que se extenderá hasta el domingo 6 de diciembre para ayudar a la movilidad vehicular y peatonal.

El control operativo se llevará a cabo por el tiempo que se realice la feria taurina en todo el sector de la Jipijapa, donde está la plaza de toros. El aumento en el flujo peatonal y vehicular genera posiciones divididas entre los vecinos y comerciantes de la Jipijapa.

La mejor temporada del año para la tienda de Mercedes Herrera, en la Tomás de Berlanga y Amazonas, es durante las corridas de toros. Ella asegura que la realización de este acto es una ventaja económica para su negocio. El local de Lorena Paredes, por el contrario, sufre una reducción de ventas en esta época. Ella tiene una tienda de ropa en la Río Coca y Amazonas, a un cuadra de la plaza. La congestión y la aglomeración de personas hace que sus clientes habituales dejen de visitar su  almacén.

Según Paredes, uno de los problemas es el cierre de las vías que dificulta la normal circulación de vehículos en la zona. Incluso los vecinos que viven en el sector y tienen vehículos deben tramitar un salvoconducto con la Policía para que puedan tener acceso a sus domicilios. “Tampoco podemos sacar los autos porque hay gente que parquea sus autos frente a los garajes”.

Otro inconveniente es la dificultad que tienen las unidades de transporte escolar para dejar a los estudiantes en sus domicilios. Los buses llegan más tarde o los niños más pequeños deben ser recibidos en otras paradas.

Herrera dice que el cierre de las vías no afecta la movilización de carros y personas que viven y trabajan en el sector. “Los cierres suelen ser de dos o tres cuadras y la gente puede caminar esa distancia sin problema”.

Este año, las autoridades   tienen previsto el cierre de la avenida Amazonas, en sentido norte-sur, y la calle Juan de Ascaray, en sentido este-oeste.

Pero la restricción vehicular es entre las 11:00 y las 12:30, por lo que las vías aledañas a la plaza estarán habilitadas al tránsito vehicular. Además, en la avenida Amazonas, Juan de Ascaray, Tomás de Berlanga y Río Coca está prohibido estacionarse.

Las grúas del Municipio, Policía Nacional y Metropolitana estarán a cargo del control de los vehículos mal estacionados. Los dueños de los vehículos deberán pagar una multa de USD 109 para liberar sus autos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)