28 de marzo de 2015 10:14

El cierre de la vía Alóag-Santo Domingo causa problemas en Quitumbe

Viajeros intentan comprar un pasaje en el terminal de Quitumbe, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Viajeros intentan comprar un pasaje en el terminal de Quitumbe, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Puente

Los usuarios y el personal de las cooperativas de buses que viajan a Esmeraldas, Manabí y Santo Domingo señalaron que el cierre de la vía Alóag-Santo Domingo, por un deslizamiento de tierra y rocas ocurrido el 19 de marzo, trajo demoras en el servicio y otros inconvenientes.

Este sábado 28 de marzo, el hijo de Zoila M., se desmayó en el piso de la terminal terrestre de Quitumbe, en el sur de Quito. Según los familiares que asistieron al menor, es la primera vez que se desvanece tras el viaje que realizan desde Portoviejo. Consideran que las 10 horas de viaje que tuvieron que afrontar son una de las causas de este incidente.

A los viajeros que van o vienen de Manabi y Esmeraldas les agota las 10 y hasta 12 horas que deben permanecer sentados. Por ejemplo, Tito Alvarado vino el jueves desde Manta y se demoró casi mediodía en su viaje.

Él tenía que hacer, de forma obligatoria, trámites personales en Quito. "Ni muerto vengo de paseo, es mucha vuelta", sentenció.

Los transportistas afrontan otra clase de problemas. Las cooperativas Carlos Aray y Reina del Camino no han subido el costo del pasaje pese a las tres horas adicionales que se demoran sus conductores en dar la vuelta por la vía Calacalí-La Independencia, una de las pocas opciones que quedan para viajar a la Costa .

Ello se sienten afectados porque se consume más combustible y se hacen menos viajes en el día. Además, indican que pierden frecuencias por no llegar a tiempo. Julio Barberán, conductor, no pudo salir de la terminal a las 07:15 y tuvo que esperar hasta las 10:00 para salir a Manabí.

Las cooperativas de transporte interprovincial señalan que hay una reducción significativa, en las noches. "Se sale con cinco, 10 o 15 pasajeros, hay mucha pérdida", comentó Washington Salazar, vendedor de la cooperativa Aray.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)