11 de March de 2010 00:00

Aliz Borja recibió a la prensa en el hospital

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

Nancy Utreras esperó desde las 04:30 para que en Oncología del hospital Baca Ortiz, de Quito, atendieran a su hija de cuatro meses que tiene un tumor maligno en el cerebro.

A las 11:30, finalmente, ingresó al consultorio número 2, en la planta baja, pero salió de inmediato. La oncóloga Aliz Borja pidió que volviera a las 12:00, porque  ese momento estaba ocupada en una entrevista personal

Borja es la esposa del fiscal general del Estado,   Washington Pesantez. El  14 de enero viajaba en el vehículo que arrolló y segó la vida de Natalia Emme.

Ayer,  Borja se tomó 16 minutos para referirse    al dictamen acusatorio que el martes presentó la Fiscalía en contra del policía Wilson Velasteguí. Según la fiscal  Mariana López, el uniformado  manejaba el automotor.

La oncóloga dijo ser   víctima de una  “venganza pública desproporcionada. No he manejado el vehículo”, señaló ayer. Durante la rueda de prensa, Borja estuvo acompañada por un vigilante asignado a su seguridad.

La pequeña sala improvisada para los  periodistas estaba llena de pacientes y entre ellos fue común la queja por la falta de atención de Borja. Utreras tomó a su hija y se retiró del lugar.

 De otro consultorio  salió la jefe de Hematología, María Barba, y pidió a los periodistas que  desalojaran el espacio, por respeto a los pacientes. Hasta mediados de 2009,   Barba era jefa de Oncohematología, cargo que ahora es ocupado por Borja (quien lleva 17 años en esa casa de salud).

El entonces director del Baca Ortiz y hoy jefe de la misión Manuela Espejo de   la Vicepresidencia de la República, Milton Jijón,   posesionó en ese puesto a la esposa del Fiscal.

 Él reconoció que no hubo concurso  para el nombramiento,   “porque es potestad de la autoridad  posesionar   al jefe de servicio”. Según el médico  traumatólogo de este centro asistencial, Luis Espín,   ella “es una profesional de larga trayectoria”.   

Tras   la muerte de Emme,  Borja presentó tres certificados médicos.  La directora del Baca Ortiz, Alexandra Rosero,   confirmó  que  se  reintegró a las labores 42   días después de los hechos, es decir, el  24 de febrero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)