20 de noviembre de 2014   00:00

AP y oposición le apuntan al peso político de las firmas

Guillermo Lasso saluda con Pablo L. Paredes (centro). En la mesa, el coronel César Carrión.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 19

Redacción Política (I)
politica@elcomercio.com

Si de recoger firmas se trata, el Gobierno tiene su propio equipo de choque. Alianza País tiene por costumbre medir su respaldo con cifras, sin importar el contexto y, frente a las iniciativas de consulta popular, el colectivo Amazonía Vive reaparece para cumplir su objetivo.

El proyecto de enmiendas constitucionales, que se tramita en la Asamblea Nacional, originó dos propuestas concretas en su contra, en particular por la intención de permitir la reelección indefinida del presidente de la República.

Compromiso Ecuador (CE) y el Partido Sociedad Patriótica (PSP) respondieron con una iniciativa de consulta popular y un referéndum, respectivamente, para frenar las modificaciones a la Constitución.

No ha transcurrido un mes desde que estas agrupaciones acudieron, cada una, al Consejo Nacional Electoral (CNE) para solicitar los formularios para iniciar su recolección de firmas. Compromiso Ecuador requerirá 580 092 y el PSP
928 146. Y ahora Amazonía Vive entra al escenario político para lanzar su propio proceso de recolección.

A inicios de año, ya lo hicieron. En ese entonces recogieron firmas para una consulta popular que haga de contrapeso a la de Yasunidos.

¿Cuál es el objetivo? El Colectivo gobiernista recogerá firmas en todo el país, pero sin ningún fin legal o administrativo. No quieren consulta. Quieren mostrar su apoyo al presidente Rafael Correa y legitimar una futura reelección con rúbricas ciudadanas. Será un evento simbólico, popular, sin requisitos mínimos, ni plazos y mucho menos una verificación de validez de las firmas.

Así evitarán ir al CNE y esperar su visto bueno. De todas formas, según Yofre Poma, líder del colectivo y gobernador de Sucumbíos, la única consulta popular válida será en 2017, con las próximas elecciones. Ahí la ciudadanía decidirá si quiere continuar o no con el mismo Gobierno, afirmó.

Con las firmas, exhortarán al Legislativo a que apruebe el proyecto de enmiendas y contrarrestarán los procesos de “desestabilización” en contra del proyecto político.

Pero, del otro lado de la vereda, no hablan de desestabilización sino del uso de una herramienta constitucional de participación ciudadana, como lo es la consulta popular.

A la misma hora que Amazonía Vive explicaba su propuesta, CE presentó a 20 nuevos integrantes del grupo con la petición de una respuesta al organismo electoral. El CNE no ha calificado su propuesta todavía, por lo que no pueden comenzar con la recolección de firmas para completar el requisito constitucional.

Pero finalmente los resultados de la consulta popular que esta agrupación plantea tampoco serán vinculantes, pues apuntan, al igual que la iniciativa de Amazonía Vive, a un peso y presión política frente al tratamiento de las enmiendas en la Asamblea.

En todo caso, estos nuevos adherentes se suman a la iniciativa liderada por el excandidato presidencial Guillermo Lasso y el exasambleísta César Montúfar, con el objetivo de ratificar que la ciudadanía es la que debe decidir sobre un cambio a la Constitución que afectará al principio de la alternabilidad democrática.

El excanciller José Ayala Lasso, el exconstituyente Pablo Lucio Paredes y el exasambleísta Fausto Cobo son parte de los nuevos adherentes del grupo, al que se unieron también los miembros de ‘Kbrea2’ y de la Red de Mujeres Políticas. Suman más de 60 organizaciones al momento.

Al grito de “Consulta sí, enmienda no”, el auditorio del Centro de Exposiciones Quito apoyó las tesis presentadas. Pero además el encuentro fue la plataforma para que, una vez más, CE responda a las críticas que los sectores cercanos al Régimen han lanzado.

“Esta no es la consulta del banquero Lasso, esta es la voz del 73% de ecuatorianos que quieren ser consultados”, aseguró Lasso.
Mientras tanto, el PSP también está a la espera de la calificación en el CNE, que en ese caso debe enviar la propuesta a la Corte Constitucional.

En contexto
Alianza País propone un cambio en la Constitución que permita la reelección indefinida e inmediata para las autoridades de elección popular. La oposición plantea una consulta a los ciudadanos para definir el tema, y el oficialismo dice que se decidirá en las urnas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (7)