23 de marzo de 2018 00:00

Alianza País no pudo consensuar reestructuración en la Asamblea

El Pleno de la Asamblea quedó vacío tras la suspensión de la sesión 505. La Presidencia no justificó la medida. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El Pleno de la Asamblea quedó vacío tras la suspensión de la sesión 505. La Presidencia no justificó la medida. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 28
Triste 1
Indiferente 10
Sorprendido 4
Contento 10
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reestructuración de la Asamblea Nacional no se concretó este jueves, 22 de marzo del 2018. La falta de acuerdos en Alianza País (AP) obligó a suspender la sesión del Pleno 505. Siete candidatos del oficialismo pugnaban para ganar una vicepresidencia o una vocalía del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

La alfombra roja estaba desplegada, las luces prendidas y los equipos de comunicación estaban probándose. De pronto, la Escolta Legislativa se reunió y acordonó la entrada principal del Pleno. La puerta se cerró sorpresivamente.

Faltaban cinco minutos para el inicio de la sesión (17:00) cuando se apagaron las luces. En ese instante, los legisladores recibieron notificaciones a sus correos. Algunos, que estaban en la antesala del Pleno, sacaron sus celulares y leyeron la noticia de la suspensión. No hubo una justificación.

Los asambleístas del oficialismo evitaron las preguntas. Pocos se quedaron y dijeron que no se lograron los 70 votos para reestructurar el CAL y las 13 comisiones permanentes.

Marcia Arregui (AP) manifestó que todavía no había acuerdos, ni internos ni externos, para proceder a la reconfiguración. Sobre todo, de las autoridades legislativas.

Ella comentó que sus compañeros Julio César Quiñónez y Alberto Arias eran las dos opciones para estar en la Primera Vicepresidencia, puesto reservado para un representante del Guayas. Con esto, se quiere mantener un equilibrio regional ya que la presidenta Elizabeth Cabezas es de Pichincha.

Los manabitas presionaron para ocupar la Segunda Vicepresidencia. Carlos Bergmann, quien ocupa ya el cargo, era uno de los opcionados dentro del oficialismo. Pero otro grupo apoyaba a Daniel Mendoza. Ambos pertenecen a movimientos aliados de AP.

El legislador Carlos Cambala, de Santa Elena, era uno de los que promocionaba la candidatura de Mendoza. Uno de los factores –dijo- era el posible apoyo que podría darse por parte de otros movimientos políticos ajenos al oficialismo.

A estos cuatro candidatos, se sumaron tres más que pugnaban por hacerse de una de las vocalías: Marcia Arregui, Ximena Peña, María José Carrión. Ellas señalaron, días atrás, que tenían apoyo en AP para ocupar este cargo.

El oficialismo también tuvo que afrontar la posición contraria de un grupo de sus propios legisladores que no están de acuerdo con la reestructura. Según Jorge Yunda, cuatro compañeros suyos comparten el concepto de que no hay una base legal para cambiar las presidencias de las comisiones.

La reconfiguración también fue criticada por el correísmo. La Revolución Alfarista presentó una acción de protección para evitar los cambios.

La Bancada de Integración Nacional (BIN), que apoyó esta moción, también fue sorprendida con la suspensión. María Mercedes Cuesta, parte del grupo y representante de Fuerza Ecuador, calificó como una falta de respeto que no les notificaran con anticipación. Para ella, el problema se resume en una falta de acuerdos dentro del mismo oficialismo.

Más tarde, la presidenta Cabezas publicó un tuit en el que señaló que el momento político “demanda diálogo”. Añadió que tiene la certeza de que primará el interés nacional, en los acuerdos que impulsa.

Para Raúl Tello, de Unidos por Pastaza y también del BIN, no hubo suficiente apertura de parte de Cabezas. “No se reunieron con nosotros”.

Aunque Cuesta y Tello niegan la existencia de un pacto para hacerse con las presidencias de las comisiones, señalan que había conversaciones para presidir distintas mesas.

Ángel Gende, de Alianza Tsáchila y también del BIN, añadió que eran tres comisiones las que les interesaban.

El movimiento Creo también buscaba tres presidencias. Fernando Flores sostuvo que esa es la verdadera representación en el Legislativo. Rechazó que AP tenga casi la totalidad de las mesas, cuando no representan el mismo porcentaje en el Pleno. El coordinador de este bloque, Roberto Gómez, dijo que tenían leyes pendientes en temas de educación, salud y comunicación.

El Partido Social Cristiano (PSC) se ratificó en la decisión de no apoyar la reestructuración. Lo mismo hicieron SUMA y el correísmo.

En la sesión suspendida, que no tiene fecha de instalación, también se iba a posesionar a los nuevos Secretaria General, Secretario de Comunicación y Administradora. Hasta el cierre de esta edición no se conocía si se iba a aplazar la vacancia legislativa, que está previsto para este lunes 26 de marzo.

Cuesta señaló la necesidad de hacerlo para solucionar la reestructuración y el pedido de comparecencia a la fiscal subrogante Thania Moreno, que constaba en el orden del día.

En contexto

La reorganización total de la Asamblea se aprobó la semana
pasada. Desde entonces los bloques han tomado diferentes posturas. El PSC, SUMA y el correísmo están en contra. Alianza País, Creo y la Bancada de Integración Nacional están a favor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (6)