3 de May de 2011 00:00

Alerta por una posible venganza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Policía y los servicios de Inteligencia estadounidenses estuvieron ayer en estado de alerta. Esto bajo la hipótesis de posibles atentados en Estados Unidos o Europa como represalia tras el anuncio de la muerte de Osama Bin Laden.

Sin embargo minimizaron la posibilidad de un riesgo inminente. “Muy probablemente, los terroristas intentarán vengarse”, anticipó Leon Panetta, el director de la CIA. Acotó que deberán permanecer “vigilantes y resueltos”.

En Nueva York y Washington, dos ciudades traumatizadas por los atentados del 11 de septiembre del 2001, las medidas de seguridad fueron reforzadas, especialmente en el metro neoyorquino y en la “zona cero”. “ No hay amenaza inmediata en la ciudad, pero no cabe duda de que somos un blanco prioritario, la muerte de Bin Laden no cambia nada ” , opinó el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

Ayer en la tarde, brigadas especiales de Nueva York examinaron un paquete hallado en Times Square. Esto desató alarma, según informaron los bomberos, pero luego se verificó que no había peligro alguno.

En el Congreso, en la capital federal, las medidas de seguridad también fueron reforzadas. Para Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interna (DHS) , Estados Unidos no está bajo ninguna amenaza inminente. “Estamos en un nivel elevado de vigilancia, pero hasta el momento el Ministerio de la Seguridad Interior no tiene la intención de lanzar una alerta ”.

Mientras que en España el ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que no se pueden descartar represalias. Pero aseguró que no es necesario incrementar el nivel de alerta en España. Francia ha estado en alerta roja, el tercer nivel más elevado en una escala de cuatro, desde los atentados suicidas de Londres en el 2005, y especialmente vigilante desde que Bin Laden criticó la actitud del país hacia los musulmanes en octubre. En Iraq el Ejército y la Policía se colocaron en alerta. Japón dijo que establecería patrullas alrededor de sus bases militares ante posibles represalias. India, cuyas relaciones con su vecino Pakistán son tensas, expresó su preocupación por el hecho de que Bin Laden fuera encontrado en un lujoso recinto a solo 60 kilómetros de la capital paquistaní, Islamabad, diciendo que esto sugería que los terroristas podrían encontrar ahí un santuario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)