10 de agosto de 2016 10:19

Alemania planea un paquete de medidas de seguridad más duras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

Alemania estudia implementar medidas de seguridad más duras para luchar contra posibles ataques terroristas, que incluiría, entre otras cosas, agilizar las expulsiones y levantar el secreto médico en caso de amenaza.

El ministro de Interior, Thomas de Maizière, quiere presentar el jueves su nuevo catálogo de medidas para aumentar la seguridad en Alemania, después de los atentados registrados en el país a finales de julio. Según publicó hoy el diario alemán "Bild", el político cristianodemócrata (CDU) quiere devolver más rápidamente a sus países a todos aquellos extranjeros que supongan un peligro para el país y que hayan sido condenados.

"Vivimos tiempos difíciles, la amenaza terrorista es grande", afirmó el titular de Interior durante una visita a la Policía de Bremen, en el norte del país. Los agentes federales y de los estados federados alemanes tienen que soportar una gran carga, indicó. De Maizière quiere modificar también la ley que regula el secreto médico para permitir al personal sanitario informar a las autoridades de posibles delitos que tengan previsto cometer sus pacientes, escribió el rotativo alemán en base a fuentes de los círculos de seguridad. Sin embargo, desde la Cámara de Médicos alertan de una modificación de esta ley.

"La tensa situación de seguridad en política interna no debe desencadenar tomar medidas legales y políticas precipitadamente", advirtió su presidente, Frank Ulrich Montgomery.

Junto con este paquete de medidas, los conservadores alemanes recogen una serie de reclamaciones en un borrador de un documento titulado "Declaración de Berlín", que tienen previsto firmar el 18 de agosto. De acuerdo con la red de medios "Redaktionsnetzwerk Deutschland", en este catálogo de medidas, De Maizière y sus compañeros de la Unión (formada por la CDU y su partido hermanado, la Unión Cristianosocial) de los diversos Estados federados alemanes, reclaman una mayor presencia policial, más videovigilancia en sitios públicos y que el número de policías, tanto a nivel federal como de estados federados, se incremente en 15.000 de aquí al año 2020.

Asimismo, el documento recoge la prohibición de llevar velo integral, la creación de un centro de defensa contra delitos cibernéticos dentro de la Policía Criminal, el acceso de los servicios secretos a los datos telefónicos y de Internet almacenados y que se pueda abrir una investigación cuando el sospechoso tenga ya 14 años.

Los 27 puntos del documento incluyen, además, prohibir la financiación de mezquitas por organizaciones extremistas y la expulsión inmediata de predicadores de origen extranjero que inciten al odio, así como la retirada de la nacionalidad germana, a los alemanes que luchen a favor de una asociación terrorista y tengan al menos otra nacionalidad. Junto con estas medidas, reclaman que la doble nacionalidad sea abolida porque crea un grave problema para la integración, escribieron en el borrador.

Sin embargo, un portavoz del Gobierno alemán desmintió que se esté considerando modificar la ley que permite la doble nacionalidad. Mientras, el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, declaró que eso daría "una señal completamente errónea".

Alemania necesita más integración, no menos, indicó el líder socialdemócrata alemán. Desde diciembre de 2014, los hijos de padres extranjeros que hayan nacido y crecido en Alemania pueden tener la nacionalidad alemana y la de sus padres bajo determinadas condiciones.

Esto afecta principalmente a los casi tres millones de residentes en Alemania de origen turco. Alemania fue sacudida por una serie de hechos sucesos desde el 18 de julio, cuando un refugiado de 17 años, probablemente de Afganistán, protagonizó un ataque con hacha y cuchillo en un tren regional en Baviera, hiriendo a cinco personas, entre ellas cuatro turistas de Hong Kong. Pocos días después, un refugiado sirio se suicidó y causó heridas a 15 personas al detonar una bomba en su mochila en la entrada de un festival al aire libre en la localidad bávara de Ansbach. La milicia terrorista Estado Islámico reclamó la autoría de ambos atentados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)