18 de noviembre de 2014 16:15

El alcalde de Muisne Eduardo Proaño fue removido

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 4

Marcel Bonilla, redactor.

Cuatro concejales del cantón Muisne, en la provincia de Esmeraldas, reunidos la mañana y tarde de este martes 18 de noviembre, en los bajos del Municipio, removieron al alcalde Eduardo Proaño (PAÍS). Además, nombraron como alcalde encargado a Ferrari Zambrano (PAÍS), quien se desempeñaba como vicealcalde.

Según los concejales, Carlos Acevedo, Freya Arsenales, Danilo Corella y Ferrari Zambrano, el Alcalde estaría impedido de ejercer el cargo por estar en la lista del buró de crédito, lo que le impedía firmar y manejarla claves de las cuentas de la institución.

Hasta el momento no hay un pronunciamiento del Alcalde removido, pero sus asesores señalaron que es un acto ilegal.

Proaño fue posesionado el 15 de mayo del 2014 por los representantes del Consejo Nacional Electoral (CNE), en medio de un fuerte resguardo militar.

Proaño asumió el cargo, tras el asesinato del alcalde electo, Wálquer Vera, el pasado 11 de mayo del 2014, a manos de presuntos sicarios.

En ese caso, la audiencia de sustentación de dictamen fiscal fue presentada el pasado 12 de noviembre en Esmeraldas, donde aparecen involucradas cinco personas, entre ellos un exalcalde de ese cantón.

Este sería el cuarto alcalde destituido en menos de dos años en este cantón de la Costa de Ecuador. Primero se destituyó a Ángel Bernal, quien no concluyó su período. Se lo acusó de presuntos actos irregulares en la contratación del sistema de agua potable, pero un informe de la Contraloría determinó que no hubo responsabilidades penales, como se anunció.

Tras dejar el cargo llegó Paúl Vélez, quien también salió y luego se posesionó a Carlos Acevedo, quien luego fue destituido por los mismos concejales para poner a Robinzón Gin, a finales del año 2013. Pero luego de las acciones legales, Acevedo terminó el periodo.

Hoy en la tarde había mucho malestar entre la población de Muisne, que exige obras básicas como el agua potable, que en los 58 años de ser cantón los gobernantes de turno no han podido solucionar.

Muisne es uno de los cantones de la provincia, considerado como uno de los más pobres. Un 70% de la población que habita en la isla de Muisne vive a la orilla del mar y es afectada por los aguajes, como ocurrió hace dos meses cuando se anegó un 90% de la isla de 8 000 habitantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)