7 de abril de 2018 18:21

Coronel Alberto Molina: Las amenazas de grupos armados y narcotráfico se advirtieron desde el 2006

En la foto, el Coronel Alberto Molina durante una entrevista. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En la foto, el Coronel Alberto Molina durante una entrevista. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Lenín Moreno ha dicho que en los últimos años hubo un desmantelamiento de las Fuerzas Armadas y por eso la operatividad de soldados y policías disminuyó. ¿Usted piensa lo mismo o difiere con el Jefe de Estado?

Lo que hace el Presidente de la República es corroborar lo que hemos venido denunciando al país. Debo indicarle que en el 2006, el Mando Militar publicó el libro blanco y allí ya se mencionaban las futuras amenazas que hoy estamos viviendo.

¿Qué es el libro blanco?

Es un documento que elaboran todas las Fuerzas Armadas del Mundo. En ese documento se indica las amenazas que tiene un país. Es un documento oficial que es firmado incluso por el Presidente de la República.

¿Y qué decía en el libro blanco del 2006?
Ya se advertía que las amenazas a la seguridad más significativas son aquellas que se derivan del riesgo de la extensión de situaciones de violencia más allá de las fronteras. Con acciones de fuerzas provenientes de grupos armados ilegales y con diverso grado de injerencia del narcotráfico, el tráfico ilícito de armas y el crimen organizado.

¿Pero si había esas advertencias, porqué se desmanteló a las Fuerzas Armadas?
En los últimos 10 años, el Ecuador tuvo al menos ocho ministros de Defensa. Al menos tres fueron declarados personas no gratas por los militares pasivos. Uno de ellos, incluso, en una entrevista dijo tener poca fe en las doctrinas militares. También dijo que ni se le ocurría mirar el libro blanco, pues allí estaba el terrorismo y el narcotráfico. Es decir, no nos escucharon. Por eso el Presidente de la República ahora habla de permisividad en la frontera.

¿Pero a qué se refiere el Presidente cuando habla de desmantelamiento?
El Presidente lo dijo muy claro. Compra de helicópteros que se caían, aviones viejos, fusiles de hace 25 años, falta de radares. Imagínese que estuvimos ocho años sin radares. Al Ecuador entraban y salían las avionetas de los narcos. Estuvimos en total indefensión. A eso añádales que no había presupuesto para el mantenimiento de aviones no tripulados. Los soldados tienen cascos y equipos no modernizados. Pero ojo, el desmantelamiento no solo fue al equipamiento.

¿A qué se refiere?
En los últimos años se descabezó al Mando Militar. El Gobierno anterior en menos de un año dio de baja a 17 generales. Eso debilita a las Fuerzas Armadas. Desmantelaron la inteligencia militar y policial. Decían que entregaba información a la CIA y crearon la SENAIN, que ahora todos saben que se dedicó a perseguir a políticos y periodistas. Llevaron la lucha de clases a los cuarteles, enfrentando tropa con oficiales. Eliminaron la honorable Junta de Defensa Nacional. Ese organismo administraba los dineros de Defensa Nacional para la compra de armamento y equipos. Por eso es que las compras fueron fallidas.

¿Las FF.AA. están capacitados para combatir amenazas como el narcotráfico, grupos armados y disidentes de las FARC?
Los militares permanentemente están capacitándose en escuelas especiales que tenemos. Las tropas se entrenan día a día en patrullajes, paracaidistas, grupos de montaña. Ellos están altamente entrenados, pero si no tienen los instrumentos se complica.

¿En todo caso usted asegura que las FF.AA. están bien en capacitación?
La capacitación es excelente. La Constitución especifica claramente cuáles son las misiones que tienen las FF.AA. Pero para que cumplan las misiones se requiere el equipamiento. Si no les dan cómo pueden pedir resultados.

¿Cómo se debe recuperar la operatividad de las FF.AA.?
Los equipos no se pueden comprar de la noche a la mañana. Este momento es necesario pedir la ayuda y el apoyo de países como Colombia, EE.UU., México.

¿Pero en qué nos pueden ayudar?
Coordinar acciones e información. Con Colombia es vital que se cumplan los acuerdos que existen. No se nota que Colombia tenga presencia como Estado en la frontera. Por eso las plantaciones de coca han aumentado. Se calcula que hay 150 000 hectáreas de plantaciones de coca. Colombia tiene que ayudar en su territorio. Porque de lo contrario los grupos armados van hacer una gran amenaza. Tenemos que pedir a EE.UU. tecnología, a México capacitaciones, pues ellos tienen experiencia en el manejo de la violencia con los carteles mexicanos. Es necesario que estas acciones se concreten lo antes posible para evitar que los problemas se expandan en la línea de frontera. Incluso podemos pedir ayuda a Naciones Unidas.

Hoja de vida
Su experiencia. Vocero de las FF.AA. en la Guerra del Cenepa. Agregado Militar en Chile. Miembro de la Comisión Anticorrupción y parte de la Academia de Historia Militar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)