7 de December de 2009 00:00

Al estrés hay que saberlo controlar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Los jugadores de Liga de Quito disputaron dos partidos en Brasil. Uno, frente  al Fluminense y otro, contra   la presión psicológica de la hinchada del club carioca.   

Primero fueron rigurosamente revisados en el aeropuerto de Río de Janeiro. Después hinchas del Fluminense reventaron juegos pirotécnicos junto al hotel donde se encontraba la delegación ecuatoriana con el fin de perturbar su descanso y durante el partido  apuntaron con un láser a varios jugadores del equipo azucena.    

La  presión psicológica “puede llevar a los deportistas al desastre”. A esa conclusión llegó el II Congreso Internacional de la Actividad Física y el Deporte que se realizó a mediados de 2009   en Madrid, España.

Psicólogos deportivos  determinaron  que este tipo de presión   puede ser tan fuerte “que produce un condicionamiento psíquico en  la conducta de los deportistas”, es decir que fácilmente se  disminuye o aumenta su   rendimiento.

Según el psicólogo deportivo  Eduardo Tigua, “la presión aparece cuando  la realidad se va  a modificar de modo significativo y el sujeto (los deportistas)  tiene una responsabilidad directa en el desenlace de esa  situación”.

Los deportistas a lo largo de su carrera  desarrollan   lo que en la psicología deportiva se llama  los “umbrales” o conocidos   como los  niveles de presión psicológica.

Los deportistas que con poca presión se desconfiguran emocionalmente “tienen un umbral  corto”, según Tigua. Esta patología  produce complicaciones psicosomáticas. Es decir que se manifiestan a través de dolores de estómago, dificultades para conciliar el sueño,  nerviosismo,  dolores de cabeza  y ansiedad.

Los atletas que tienen  un umbral alto, son más tolerantes a la presión y  “se agarran de ella para fortalecerse emocionalmente. Aumentan su eficiencia y mantienen la serenidad suficiente para definir los partidos en los momentos más críticos y difíciles” (una final o un partido de clasificación), dice el informe del II Congreso Internacional de la Actividad Física y el Deporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)